Cada pareja es un mundo y se entienden a su manera, pero a veces la forma en que lleven la relación puede terminar afectando a uno de los dos. Recientemente, una pareja tuvo un incidente bastante grave que les podría costar su relación, ya que afectó directamente la integridad de una de las partes, pero no se trata de una traición o de alguna discusión, sino de las consecuencias de los que podríamos llamar una dosis agresiva de amor.

La mujer en medio de una ola de emoción terminó desgarrando y arrancando accidentalmente el testículo derecho de su esposo.

A las 2 am, la mujer de 49 años identificada como Hsieh llamó a emergencias para solicitar que una ambulancia acudiera a su residencia en la ciudad de Taichung, en el oeste de Taiwán. Cuando los paramédicos llegaron, se encontraron con un ambiente angustiante, los estaban esperando afuera del apartamento y tanto el hombre como la mujer estaban en estado de desesperación.

Mientras él vestido con una bata sostenía el testículo en un tazón de arroz, ella no paraba de repetir “Lo mordí accidentalmente”.

Inmediatamente fue llevado al Hospital Tungs’ Taichung Metroharbor, donde fue atendido por el supervisor de la Sala de Emergencias, el Doctor Lu Li-hua. El hombre fue intervenido pero finalmente decidieron que solo suturarían su escroto, el medico explica que no volvieron a unir su testículo por miedo a una infección y posteriores problemas de fertilidad.

Incluso en el futuro tienen que realizar varios análisis que les permita verificar que su fertilidad no ha sido afectada.

El afectado identificado como Wang de 51 años, quien ha dedicado su vida a reparar automóviles, se encuentra en recuperación desde el pasado 26 de diciembre, día que ocurrieron los hechos. La pareja tiene varios años de casados e incluso tienen dos hijos, pero una noche de locura ha cambiado sus vidas para siempre.

Por su parte, Hsieh insiste en que todo fue un accidente y que se dejó llevar por el momento.

DailyMail / Metro

Los informes médicos aclaran que la mujer, sufre de una enfermedad mental y que al no poder controlar sus emociones terminó arrancando el testículo de su esposo. Esperamos que este desafortunado hombre se recupere pronto y que a pesar de lo traumática que puede haber resultado la situación pueda perdonar a su esposa y no guarde rencores.

¿Qué harías tú en su lugar? ¿Crees que un momento tan apasionado puede llevar a alguien a destrozar de esa manera a su pareja? Cuéntanos mientras compartes esta noticia.