Un vídeo divulgado muestra cómo un novio recibe un disparo mortal en su propia boda, después de que un malvado ser humano sacara una pistola y le disparara. Su nombre es Sunnil Verma, un ser que con a penas 25 años celebraba la ocasión en un círculo que parecía de plena confianza, con invitados, antes de que el asesino arremetiera contra su vida.

El vídeo fue registrado por el fotógrafo contratado para el matrimonio, y es allí donde puede verse a un hombre vestido de anaranjado desenfundando un arma, para después ajustarla y dar el disparo mortal. El novio mira alrededor de sí, hacia el asesino, antes de recibir el impacto fulminante, desconcertado se agarra el pecho y se inclina hacia delante. 

Los hechos se desenvolvieron en la India, la policía de Uttar Pradesh en el distrito de Lakhumpur Kheri se encuentra buscando al hombre sospechoso del asesinato. Ya que al momento aprovechó la conmoción de los invitados y de todos los que allí se encontraban para escapar del lugar, huyó lo más rápido que pudo y hasta ahora no han podido encontrarlo.

Tampoco se conocen los motivos que lo llevaron a cometer tal acto de crueldad en contra del pobre Sunnil, que se encontraba tranquilo el día de su matrimonio y tuvo que recibir ese impacto de bala, cambiando drásticamente el curso de lo que sería un día lleno de alegría, risas y celebración; para transformarse en una verdadera tragedia tanto para la víctima como para todos sus familiares, amigos y, por supuesto, para su futura esposa… quien ahora tendrá que velarlo y afrontar la dura realidad de lo que ocurrió.

DailyMail

Una declaración oficial de la policía dice que “Aparentemente según el registro el novio fue asesinado durante la celebración de despedida, pero se están explorando otros ángulos del caso en cuestión” Es decir, lo que se está analizando en este momento es si el disparo se produjo de forma intencional o si se trata de un accidente sumamente desafortunado.

Ciertamente, a pesar de que allí se ve cómo el hombre vestido de color naranja desenfunda el arma, es justamente en el momento en el que toca la parte de arriba de su pistola cuando se produce el impacto, por lo que en ningún instante durante el vídeo apreciamos que el asesino haya apuntado hacia el pecho de la víctima. Queda de parte de las autoridades competentes determinar estos detalles.

Por supuesto, esos detalles son importantes, pero sea cual sea el veredicto es muy lamentable lo que ocurrió. Si se trató de un asesinato intencional, el peso de la ley debe caer sobre el culpable, pero si se trató de un accidente no deja de ser grave ya que es sumamente irresponsable llevar y manipular armas de esa forma. 

Un trágico y lamentable suceso que empañó la alegría de una celebración especial. Comparte y alza tu voz contra la violencia.