El problema de crecimiento capilar en mujeres y hombres a lo largo del tiempo ha sido un tema de estudio por parte de la ciencia, sin embargo, cuando los limites se exceden, la ciencia no basta.

Tal es el caso de una adolescente tailandesa, titulada como la chica más peluda del mundo que se ha afeitado la cara para casarse con el amor de su vida.

Supatra “Nat” Sasuphan, de 17 años, padece una rara afección llamada síndrome de Ambras, también conocida como el síndrome del hombre lobo. Esta joven tiene un crecimiento excesivo de vello en todo su cuerpo.

Este síndrome, aunque es muy raro le ha permitido a Nat estar en historia del mundo, tiene el récord mundial Guinness de la chica más peluda del planeta Tierra en 2010.

Son muy pocos los casos que se conocen con esta rara enfermedad que termina aislándolos por su inusual apariencia. Se conocen solo 50 personas en el mundo que presentan este padecimiento desde la Edad Media.

Estos casos no tienen una región específica, han sido registrados en diferentes partes del mundo, y esto representa un motivo por el cual los médicos y científicos no han podido determinar el origen de esta rara condición.

El padre de la joven, Samrerng, manifestó su alegría al ver que su hija se enamoró y ha conseguido su amor. Toda la familia se siente realmente feliz.

Estamos muy contentos porque sabemos que Nat es una niña normal como cualquier otra y el hecho que se haya enamorado y que haya conseguido su amor, nos llena de mucha alegría todos en la familia.”

Nat está muy enamorada y no deja nada para reservarse, quiere que todo el mundo conozca al amor de su vida.

Siento que mi condición física no es un impedimento para llevar una vida normal, la gente me ve y se sorprende y es normal que lo hagan, pero sobre todo me respetan y eso me hace sentir bien”.

Las personas del pueblo sienten gran admiración por Nat porque a pesar de todas sus condiciones no ha perdido el ánimo y entusiasmo por la vida.

Haber obtenido el título de la mujer más peluda ha sido la experiencia más emocionante.

“Ser peluda me hace especial”.

El juez de Guinness, Marco Frigatti, dijo que ella es un ejemplo para el resto de los jóvenes de todo el mundo. Ella es una persona muy notable, orgullosa de quién es y quiere ser tratada como todos los demás.”

Facebook

No quiere un trato especial, pues ella se siente como otra niña más de la ciudad. Ella no es la que tiene el problema, quienes lo tienen son aquellos que la tratan de manera diferente”.

El hecho de que una persona tenga una condición física que sobre salga del resto de la media mundial, no significa deba ser tratada como si fuera de otro planeta.

Comparte esta inusual historia que nos recuerda que nadie merece ser discriminado por tener una condición especial.