En Gold Coast, en el estado de Queensland, Australia, una joven fue víctima de acoso sexual mientras se encontraba en la puerta de su casa cuando un desconocido tocó su trasero.

El pasado domingo, Jesse Ratu, de 24 años estaba regresando a su casa después de realizar una caminata matutina cerca de su casa.

Las cámaras de seguridad de la residencia grabaron las escenas en las que el agresor se acerca a ella para tocar su trasero en más de una ocasión.

La joven se quedó asombrada por lo que acababa de pasar, no podía creer que el hombre fuera capaz de tocarla sin ningún tipo de contemplación ni respeto hacia su integridad.

Pero eso no fue lo que más la sorprendió, porque la justificación del agresor la dejó perpleja, el hombre le dijo: “Lo siento, tenía que hacerlo, tienes el mejor trasero”.

En medio del temor que la invadía por sentirse vulnerable ante aquel hombre cerró la puerta rápidamente detrás de ella y al llegar a su apartamento le contó a su esposo lo que había pasado.

Así que él salió rápidamente a la calle para tratar de encontrar al agresor, pero no tuvo resultados.

La pareja llamó a las autoridades policiales para denunciar al acosador, muchas personas han juzgado a la mujer preguntándole por qué no reaccionó en el momento enfrentándose al hombre, pero ella asegura que en ese momento tan aterrador no pensó cómo podría defenderse.

“Me tomó unos segundos darme cuenta de que lo había pasado, pero cuando lo asimilé, no quería estar ni un segundo más cerca de él. Solo quería escapar y ponerme a salvo”, dijo la víctima.

Las autoridades policiales todavía no han podido identificar al hombre, cuando logren capturarlo podría ser condenado a cargos por asalto indecente.

Las agresiones sexuales ocurren en cualquier contexto, es importante que no sean “naturales”, hay que denunciar los actos de maltrato y abuso sexual a la brevedad posible para luchar contra la impunidad.

RT

¡Comparte esta noticia en tus redes! Es compromiso de todos condenar la violencia.