En China, un vídeo se hizo viral en la red social de ese país llamada WeChat, un servicio de mensajería instantánea. En el vídeo se veía a un hombre siendo grabado por uno de sus compañeros de trabajo mientras él estaba quemando un cachorro vivo con la intención de ‘asarlo’ para comérselo.Ellos compartieron el vídeo a sus amigos a través de las redes sociales y después estos hicieron eco logrando que el vídeo recorriera varias partes del país. La cinta no se ha publicado en ninguna otra red social, ni se ha transmitido en los medios debido al horrible contenido grafico que tiene.

En las imágenes que se capturan del vídeo se muestra al hombre trabajador de una fábrica de China sosteniendo al cachorro sobre el fuego, mientras el perrito estaba amarrado con una soga a la altura de su cuello.

Lo bueno es que el repudio a ese hombre y al vídeo no se hizo esperar, una amante de los animales que se hace llamar la Sra. Jin, de 34 años y amante de los animales comenta que un amigo le envió el video alrededor de las 2:20 de la tarde, el pasado 18 de octubre.

La Sra. Jin se horrorizó al ver las espantosas imágenes y decidió que tenía que encontrar al hombre que había realizado el cruel ataque al pequeño perrito. Hasta ese momento, ella sólo sabía que en las imágenes se mostraba a un trabajador de la Estación Energética de Jiujiang.

La Sra. Jin no dudó en emprender un viaje para encontrar el responsable del cruel asesinato del pequeño cachorro y fue hasta las inmediaciones junto a otros activistas de los derechos de animales para buscarlo y confrontarlo en grupo.

Hallaron al hombre y el grupo de activistas lo increptó por el asesinato del cachorro, el trabajador respondió que a él le gustaba comer carne de perro y que además esa era la segunda vez que hacia eso.

Daily Mail / Metro.co.uk

Entre el hombre y el grupo de activistas surgió una fuerte discusión y la policía fue llamada por los espectadores para intervenir. Los oficiales de Changhong se llevaron a ambas partes de la discusión y los trasladaron a la estación para ser interrogados, más tarde fueron liberados.

En la estación de policía el sujeto prometió que no volvería a cocinar ni consumir cachorros. Este horrible suceso provocó que PETA Asia se pronunciara debido a que en China hay pocas leyes para la protección animal, solamente existen leyes protección para animales salvajes mientras que los animales domésticos, pequeños o el ganado no cuentan con ninguna protección y los macabros sucesos como el que cometió este hombre quedan impunes.

¡Comparte esta noticia con tus amigos y alza la voz contra el maltrato animal!