Era una escena de horror que estremecería a cualquiera, pero Alex Morgan de 27 años, estaba ahí dispuesto a ayudar a las víctimas de aquel trágico accidente que dejó un saldo fatal.

Alex viajaba a Coventry con su novia Hayley O’Connor, y se detuvo para ayudar a las víctimas de un siniestro que ocurrió en la autopista. Había un vehículo en llamas que se había volteado, y dos niños se quedaron atrapados en el interior del auto por sus cinturones de seguridad.

 

La madre de los pequeños también resultó lesionada, permanece en un centro hospitalario luchando por su vida.

Alex, es Royal Marine, comentó que “Para esta labor se requiere un poco de experiencia y formación en primeros auxilios, pero este es el peor accidente de tránsito que he visto en el país. He visto algunas cosas trágicas pero nunca esperé ver algo así”.

Él fue el primer en acercarse al auto a ver qué pasaba, porque el accidente acababa de ocurrir.
Los niños estaban en el asiento trasero con los ojos llenos de lágrimas, estaban muy asustados por lo que estaba ocurriendo, después de sacar a los niños del lugar decidió llevarlos lejos del accidente para que no pudieran ver las condiciones tan devastadoras en las que se encontraban sus padres.

“No sabía cuántos años tenían, pero ciertamente eran niños pequeños. Diría que quizás la niña tenía 7 años y el chico 9. Tomamos la decisión de sacarlos del auto de inmediato para que pudieran recibir tratamiento médico y calmar su estado de ansiedad”.

Las autoridades policiales elogiaron el gesto de este hombre que reaccionó rápidamente para ayudar a las víctimas sacándolas del auto en llamas.

La madre de los pequeños estaba inconsciente, él relató:

“El frente del auto estaba en llamas, tuvimos que ir a buscar algunos extintores para apagarlos. La mujer parecía no responder, pero cuando le revisé el pulso, claramente estaba viva. Mientras que pude reconocer que el hombre estaba muerte. Algunas personas y yo buscamos sus pulsaciones pero su cuerpo estaba contorsionado, ya se había ido. La mujer se siguió moviendo mientras perdía y recuperaba la consciencia, tuvimos que sacarla del auto”.

El auto estaba completamente destrozado y había restos humanos por todas partes, era una escena horrible, jamás había visto algo así antes.

El militar fue modesto cuando se refirieron a sus acciones heroicas alegando que “Hice lo que cualquier otro hubiera hecho su hubieran sido los primeros en llegar a la puerta de ese auto”, comentó.

Daniel Stevenson, de 31 años, también fue testigo del accidente y describió la escena con el auto volcado en llamas junto al camión que por lo menos había colisionado con otros dos vehículos.

“Fui una de las primeras personas en la escena, todos los pasajeros del auto de color plateado evidentemente no habían sobrevivido así que fui directamente a ayudar a los demás. Los paramédicos llegaron y se quedaron consternados, las piernas del conductor del camión estaban atrapadas. Su esposa también fue rescatada, ambos sobrevivieron.

Jasper Fox estaba en un auto que viajaba detrás del camión y comentó que “Fue absolutamente horrible, había otros dos autos involucrados, uno tenía el techo completamente destruido”.

El superintendente Simon Ellis comentó que “El personal de servicio de emergencia ha estado trabajando de forma incansable en la escena, para rescatar a las víctimas.

“Quiero dar las gracias a los transeúntes que valientemente ayudaron a los afectados en la colisión. Nuestra prioridad es asegurar que los familiares sean notificados y apoyados”, dijo uno de los policías.

El camión involucrado se estrelló a través de la reserva central de la carretera en dirección sur y se estrelló contra al menos dos vehículos cerca de Almondsbury en el sur de Gloucestershire. La autopista fue cerrada en ambos sentidos.

El accidente fue causado por la explosión de dos neumáticos del camión que perdió el control y colisionó con dos vehículos. Uno de los testigos comentó: “Fue como ver un video de una explosión de un coche en Irak. Hubo un ruido sordo y de repente hubo partes de automóviles y polvo volando por todas partes.

Los conductores estuvieron atrapados durante horas, mientras los rescatistas luchaban por salvarlos. Uno de ellos comentó:

“Estoy tan afectado que hasta he pensado abandonar mi trabajo, tolerar a los niños heridos gritando y sabiendo que habían perdido a su padre es realmente horrible”.

La solidaridad se hizo presente en la tragedia y las personas ayudaban en cuanto podían, muchos ofrecían agua y alimentos a los rescatistas, era una labor muy larga”.

Daily Mail

Esperamos que todos los sobrevivientes se recuperen satisfactoriamente, y que reciban la fortaleza necesaria para seguir adelante a pesar de las consecuencias adversas de este accidente. Compartamos un mensaje solidario.