Una madre devastada ha revelado las desgarradoras cicatrices de la cara de su niño, meses después de que fue quemado con ácido porque rechazó las propuestas de un hombre de la India.

Aditya Raj, de dos años de edad, de un barrio pobre de Gurugram, en el norte de la India, fue secuestrado por el acosador de su madre después de que se negó a dejar a su marido y casarse con él.

El secuestrador hechó ácido en la cara del niño y lo puso en un recipiente en diciembre pasado, para dejarlo morir.

Tres cirugías han salvado la vista de Aditya, pero le han dejado cicatrices para siempre. Revelando sus cicatrices hoy, la madre del niño, Soni, de 26 años, dijo:

“Todavía no puedo superar ese día. Mi hijo fue encontrado en una papelera con el rostro derritiéndose, ¿quién hace eso?”

“Han pasado 10 meses pero todavía se siente como ayer”.

“He visto a mi hijo sufrir todos los días desde entonces. Es inolvidable”.

Desde que la noticia de Aditya se convirtió en la cabecera de los diarios, el gobierno y una ONG se apresuraron a ayudar a financiar la recuperación de Aditya y el tratamiento.

El Dr. Bath dijo: “El niño había sufrido un 30% de quemaduras cuando vino a nosotros, con la mayor área afectada en los ojos y la nariz. Afortunadamente, fuimos capaces de salvar su ojo con cirugía en su párpado superior, y una segunda operación en su párpado inferior. Era importante operar sobre su párpado primero cuando el ataque había dejado sus párpados contraídos y no podía cerrarlo”.

La tercera cirugía se hizo en la nariz. Reconstruimos el lado de su nariz sacando tejido de su frente. Se está recuperando bien y esperamos hacer otra operación en su mejilla derecha el próximo mes, donde le quitaremos la piel de su abdomen “.

El padre, Jamna Prasad, de 34 años, trabajador diario, cree que su hijo pequeño es bendecido. Dijo: “Nunca podría haber imaginado que lo trataran en un hospital privado, y mucho menos en un hospital tan grande. Nunca podría permitirme eso”.

“He sido bendecido con milagros. En primer lugar, fue un milagro para él haber sobrevivido al ataque. Y ahora es un milagro que nos hayan dado toda la ayuda financiera y médica. Es increíble”.

Aunque Jamna está agradecido de que su familia esté recibiendo la ayuda que necesitan, todavía viven con miedo de los atacantes.

Soni había sido acosada por el vecino Mangal, de 27 años, desde el comienzo del año pasado. A pesar de saber que ya estaba casada, pidió repetidamente a Soni que dejara a su marido y se casara con él.

En un intento por escapar del acoso, la familia incluso se trasladó a los distritos para un nuevo comienzo, en julio del año pasado. Pero el 13 de diciembre Aditya desapareció mientras jugaba fuera de la casa de la familia.

Y Soni temió rápidamente lo peor, antes de llamar a la policía. Aditya fue encontrado llorando en un basurero al lado de la carretera a la mañana siguiente por un conductor de camión que pasaba, pero su rostro ya había sido derretido por el ácido quemando su piel durante muchas horas.

Govind Ram Das, de 20 años, agricultor de Gurugram, fue arrestado por el ataque y aún está bajo custodia policial a la espera de juicio. Pero Mangal, de 27 años, sigue caminando libremente.

Jamna agregó: “Había dos involucrados en el crimen; uno que atacó a mi hijo con ácido, y otro que planeó el ataque.

“Mientras que el atacante todavía está en la cárcel, el que maquinó todo el ataque y acosador sigue caminando libre”.

“Él no ha hecho ningún contacto con nosotros desde el ataque, pero me preocupa lo que va a pasar en el futuro. Todavía vivo con miedo por mi hijo y mi esposa porque podría volver en cualquier momento y matar a toda mi familia”, dijo el padre.

Mientras que Aditya se recuperó en el hospital, Soni dio a luz a otro bebé en enero de este año. Lo nombraron Aman, y él se ha convertido en compañero de Aditya y mejor amigo.

“Aditya ama a su hermano pequeño. Él ha sido una gran ayuda en la recuperación de Aditya”, añadió Jamma.

Aditya se quedará con las cicatrices para siempre, pero espero que su hermano pequeño le ayudará a sentirse bien al respecto. Espero que sus lazos duren para siempre y los dos continúen amándose.

Aunque los médicos creen que la cirugía del próximo mes será la última, temen que Aditya necesite más cirugías cuando sea mayor.

“El trasplante de tejido es para un niño y no puede crecer a medida que el niño crece. Así que tendremos que vigilarlo y observar su progreso. Depende de cómo crece su piel. Pero parece que necesitará para siempre de ayuda médica”.

Daily Mail

Un desgarrador testimonio de la perversidad de un hombre que puede llegar a perpetrar semejante maldad contra una inocente criatura. Y el profundo dolor de unos padres de ver sufrir a su hijo día tras día, no solo por las cicatrices en su carita, sino por las más difíciles de curar, las del alma, por el pánico que puede generar el saber que este monstruo real puede volver en cualquier momento.

Comparte esta dolorosa historia con tus amigos. Solidaricémonos con los padres de Aditya y esperemos que pronto la justicia pueda dar con el responsable!