Para todo padre, la salud y la integridad de un hijo son los dones más preciados con los que la vida los puede bendecir. Y el momento en que son arrebatadas, momentos de angustia y desesperación se apoderan de ellos. Tal como sucede cuando tristemente algunos pequeños tienen el infortunio de padecer la silenciosa enfermedad del cáncer. Es sin duda un calvario que mcuhos quisieran evitar; sin embargo, algunos pequeños nos dan lecciones maravillosas de heroísmo, lucha y fortaleza, y como en las historias de superhéroes, el villano termina vencido.

Esta es la apasionante y emocionante historia de Thiago Cornago, un niño argentino de 8 años de edad, que a los 6 años fue diagnosticado con cáncer y venció en dos oportunidades a la temida villana “Maldita Papa”, como él la llamaba a su enfermedad, hasta eliminarla para siempre.

Su madre, Florenzia Mazzuchelli, relata que una vez su tía Meli le dijo que él tenía súper poderes y que con ellos vencería a “Maldita Papa”.

A partir de entonces, convencido de que realmente había venido a este mundo a luchar por la justicia, encarnó sus propios dolores, y experiencias difíciles de la enfermedad como si de un personaje de cómic se tratara, escribiendo un diario, que después se convertiría en un maravilloso libro inspiracional para ayudar a tantos niños más.

La familia que vivía en Bahía Blanca, Buenos Aires, se enfrentó por primera vez a esta dura enfermedad a partir de fuertes dolores estomacales que tenía el pequeño. Y después de rigurosas pruebas médicas y scaners, finalmente descubrieron que se trataba de un tumor maligno.

Tras una operación de siete horas de duración, tuvo que someterse a quimioterapias que hicieron que perdiera su cabello, pero aún así “Maldita Papa” no cedía del todo, y seis meses después reapareció con más fuerza.

Tratamientos, inyecciones, fuertes estragos por las quimios y el malestar general propio de la enfermedad era el pan de cada día para Thiago, pero a él jamás se le borró la sonrisa.

Su persistencia en la lucha y su afán por vencer a “Maldita Papa” eran inquebrantables. Y sus padres reconocen que si ya para unos padres es difícil sobrellevar que su hijo sufra, la manera en que asumió Thiago la enfermedad, fue un verdadero aliciente.

Thiago empezó a escribir su propia historia, que la acompañaba de fotografías sobre lo que había vivido cada día, y cómo se aproximaba el día en que “Maldita Papa” caería vencida.

“Pegaba en un cuaderno las radiografías, fotos de paseos, resultados de los estudios que le iban haciendo y de las visitas que recibía”, relata la madre del niño.

Fue así que Thiago, ayudado por sus papás, comenzó a dibujar un disfraz rojo y blanco, por su fanatismo por el famoso equipo de fútbol argentino, River Plate. Y así nació el personaje “Super T”, hasta que tras dos años de la larga enfermedad, Thiago venció a la “maldita villana”.

Fue entonces cuando le dijo a su madre que él quisiera contar su historia a otros niños en los hospitales para ayudarles a superarla.

Junto a la ayuda de su tía y un equipo de diseñadores y diagramadores, y muchas manos que pusieron su granito de arena, finalmente se dio vida al libro que ahora Thiago reparte en distintos hospitales.

Al final del libro, Thiago quiso que hubiera un espacio donde cada niño pudiera dibujar su propio superhéroe, ponerle nombre y contar cuáles son sus poderes especiales.

“Todos podemos ser un superhéroe”, es la frase final del libro. Y esta es la emotiva presentación que junto al resto de Las Aventuras de Super T se puede encontrar en sus redes sociales:

El libro cuenta las andanzas de un superhéroe que combate DOS veces a la villana “Maldita Papa” hasta eliminarla para siempre. Tal como lo hizo Thaigo con la enfermedad que lo tuvo al borde la muerte en dos ocasiones.

LA HISTORIA DE UN SUPERHÉROE DE 8 AÑOS

LA HISTORIA DE UN SUPERHÉROE DE 8 AÑOSCuantos niños crecen mirando y admirando superhéroes e intentan reflejarse en ellos.Hay veces que la vida, te pone obstáculos en la que debes sacar la fuerza de esos personajes. Algo así le pasó a Thiago Cornago, un chico bahiense, que sufrió dos veces de un neuroblastoma retroperitonial.Lo que parecía ser un dolor de panza, terminó siendo un cáncer. Pero ahí es donde surgió la imagen de "Super T", que no es la historia de un superhéroe cualquiera, sino de un ejemplo de fuerza y superación que no quiso pasar desapercibido, y fue escribiendo día a día lo que ba atravesando en su libro, que será repartido en las salas oncológicas del país.Hoy hay muchos superhéroes que están siguiendo el camino de Super T, para vencer a los distintos villanos, el cáncer infantil. Una historia emocionante.La 1ra parte del informehttps://www.youtube.com/watch?v=OTbpgWgvoiwLa 2da parte del informehttps://www.youtube.com/watch?v=rokkb14qe80

Publicada por Rodrigo Nistal en Martes, 21 de agosto de 2018

La historia de Thiago es una gran lección de esperanza para tantos niños que padecen esta dura enfermedad, y es preciso que llegue a todos los rincones del planeta. Finales felices como estos vale la pena compartirlos.