El tema del engaño en Internet cada día cobra más y más víctimas, siendo los niños los más afectados. Personas inescrupulosas hacen que esta fabulosa herramienta del siglo XXI se convierta en una de las más peligrosas para nuestros infantes.

La industria de pornografía infantil y los pedófilos no descartan ninguna posibilidad de aprovecharse de un niño utilizando hasta los más sucios trucos con tal de satisfacer sus necesidades.

Toni Stevens, de 32 años es uno de esos hombres que tiene la mente enferma y se aprovechó de la ocasión para pedirles lo que él llamó “fotos traviesas”’ y tríos a no menos de 39 niñas menores de edad antes de que fuera capturado por Plymouth Against Pedophiles.

Toni creó una cuenta señuelo haciéndose pasar por una niña de 14 años y le preguntaba a los niños si les gustaría unirse a ella y a su novio para un trío, y filmar estas escenas, que luego serían vendidas en el mercado negro de la pornografía infantil. 

Después de entablar una abierta amistad con las chicas que se unían a su cuenta falsa, las invitaba a salir ofreciéndoles ser filmadas y convertirlas en famosas estrellas de la cinematografía porno, siendo esta una de las industrias más poderosas del mundo a nivel económico.

Este hombre fue arrestado por la policía el 27 de noviembre, tras una confrontación con los cazadores de pedófilos en Torquay, Devon.

Toni exclamó tímidamente que estaba avergonzado de las conversaciones en WhatsApp que fueron descubiertas por el equipo de vigilantes.

Se declaró culpable de los cargos que implicaban una participación directa en una comunicación sexual con un niño e instar a niños entre 13 años y 15 años a observar imágenes de actividad sexual.

Recibió una sentencia de un año suspendida por dos años y se le ordenó recibir rehabilitación con un Psicólogo.

Toni también recibió una orden de prevención de daños sexuales durante una década que le prohíbe trabajar con niños.

Ahora deberá llevar una vida muy controlada y retirada de los niños, no podrá tener comunicación con ellos por ningún medio, incluyendo Internet, deberá comprobar a través de terapias con personal profesional que se encuentra apto para estar cerca de un niño y que no represente ningún riesgo.

Una vez que este hombre lograba hacer un lazo con el adolescente lo invitaba a formar parte de su mundo de perversión, pero bajo su falsa identidad en Internet. Los chicos aceptaban sin imaginarse que del otro lado estaba una persona que los doblaba en edad.

Este hombre fue capturado con los señuelos que fueron planificados por los agentes encubiertos para quitarle la máscara. Una cuchara de su propia medicina.

Cuando los agentes llegaron a Hele’s Angels, donde trabajaba Toni al principio intentó negar que había estado hablando con niños.

Cuando lo conocimos por primera vez, estaba en estado de shock, pensó que se trataba de la niña de 14 años con la cual supuestamente estaba hablando.”

Los agentes le mostramos los registros del chat donde “la niña” le confirma que tiene 14 años.

Ahora Toni será objeto de investigación aún después de haber cumplido con la condena establecida por el tribunal, ya que estudios revelan que este tipo de personas normalmente siempre incurren en estos delitos una y otra vez.

Facebook

Distintas organizaciones realizan campañas preventivas dirigidas a los niños, adolescentes y padres sobre la creación de falsas cuentas, que podrían poner en riesgo a sus hijos al encontrarse con personas pedófilas.

Comparte esta importante información como un aporte a estas campañas de prevención y advertencia.