Algunas madres son capaces de abandonar a sus hijos, no les importa que hayan venido al mundo sin pedirlo y que su vida depende completamente de ellas.

Sin piedad, los dejan a su suerte porque no quieren asumir el compromiso de velar por ellos por circunstancias económicas o emocionales, pero nada justifica el acto de abandonar a un niño indefenso.

Lamentablemente muchos bebés son víctimas de abandono en muchos lugares del mundo, pero, así como hay madres desalmadas capaces de cometer ese crimen hay personas buenas que luchan por defender los derechos y la vida de los más desfavorecidos.

Tal como lo hicieron las trabajadoras de un restaurante de comida rápida que acogieron a un bebé abandonado mientras llegaban las autoridades policiales.

Incluso una de ellas, la supervisora del local, lo alimentó con su leche materna como si fuera su propio hijo.

El hecho sucedió en Filipinas, las empleadas del restaurante Jollibee en Imus, una ciudad ubicada al norte del país no dudó en ayudar al bebé cuando lo encontraron abandonado durante su jornada laboral.

Ellas le cambiaron el pañal, lo abrigaron y alimentaron mientras esperaban a las autoridades. La historia fue compartida por Jesica Tan Verano en su perfil de Facebook y en pocos minutos se hizo viral.

“Quien dejó este bebé cerca de Jollibee en Imus es responsable ante Dios. ¡El bebé es tan lindo! Quiero llorar porque sus padres lo abandonaron”, escribió junto a las fotos que publicó.

De acuerdo con la información de los medios locales, el pequeño fue abandonado en las cercanías del restaurante y fue trasladado al local de comida rápida por un vigilante.

Se presume que el niño fue abandonado a los pocos minutos de nacido, porque todavía tenía rastros de sangre en su cuerpo.

“Parece ser un recién nacido ya que todavía hay rastros de sangre en su cabeza, alguien lo limpió a toda prisa y después lo abandonó”, dijo Jesica en el mensaje que compartió.

“No sabemos quién encontró al bebé, pero un guardia de tránsito lo llevó al restaurante de comida rápida. Nuestra supervisora tomó al recién nacido y lo alimentó y lo limpió”, continuó.

AsiaWire

Las autoridades se encargaron del bebé y están intentando contactar a los padres, pero hasta ahora no han tenido resultados en la investigación. Por el momento, se desconoce cuál será el futuro del pequeño.

Ningún bebé debería quedarse desamparado, es muy injusto que abran los ojos al mundo sin encontrar el amor, el abrigo, y el cuidado que necesitan. Comparte esta noticia.