Una tragedia empañó la alegría de la celebración de un gol durante un partido de fútbol en el Estadio de la Licorne del Amiens al ceder una valla de protección.

En el recinto, con capacidad para 12.000 espectadores, se disputaba un partido entre el Amiens y el Lille, cuando habían transcurrido quince minutos de juego, el jugador francés Fodé Ballo-Toure fue el autor de un gol, su equipo no ganaba un partido desde el pasado mes de agosto así que en la zona de los aficionados al Lille se desató una gran celebración. Era la cuarta jornada de un campeonato local.

Los seguidores del equipo mantuvieron una gran algarabía para aplaudir el gol, era tal la agitación que saltaron hasta precipitarse hacia las vallas publicitarias del estadio situadas a 1,5 metros de altura.

La grada colapsó y se precipitaron, 29 personas resultaron heridas en el accidente, de los cuales 5 están en estado grave.

Thomas Leonard, árbitro del partido, decretó la interrupción del juego y la Liga Francesa solicitó suspenderlo por motivos de seguridad. Cuando terminó el encuentro, Bernard Joannin, presidente del Amiens alegó ante los medios de comunicación que los hinchas de su contrincante habían sido los culpables de la tragedia.

“Se abalanzaron de forma desordenada sobre la barrera que estaba en perfecto estado”, comentó.

Las víctimas fueron trasladadas al hospital Amiens-Picardie, se está actualizando el segundo balance emitido por la delegación de Gobierno, hay 29 personas heridas, y 5 de gravedad que sufrieron fracturas.

El ministro del Interior, Gérard Collomb anunció que ejecutaron el plan “Novi”, una medida usada específicamente para socorrer en casos de accidentes que dejen víctimas numerosas.

Mientras que la Fiscalía de Amiens ha decidido abrir una investigación sobre el incidente por “heridas involuntarias”.

Algunos medios de comunicación franceses han juzgado la calidad de los equipamientos del estadio, alegan que no estaba en óptimas condiciones a pesar de ser inaugurado en 1999.

El Estadio de La Licorne de Amiens está en medio de un proceso de reformas, la tribuna lateral que está al frente de la que colapsó, está cerrada por las obras.

Ballo-Touré, jugador del Lille y autor de un gol del encuentro comentó que se sentía culpable por haber emocionado a los hinchas promoviendo la celebración del gol.

Decenas de personas se precipitaron al suelo impactando contra el césped, muchos fueron aplastados. Los bomberos se acercaron de inmediato al lugar para socorrer a las víctimas.

Esperamos que se recuperen favorablemente quienes sufrieron este terrible incidente y sobre todo que se esclarezcan las causas del hecho para prevenir otra tragedia similar, comparte esta noticia.