Cuando de una emisión en directo se trata, sabes que cualquier mínimo error puede salir a la luz. Y es el día a día de reporteros, youtubers y demás personajes públicos que utilizan este recurso para conectar con su público.

Pero cuando algo sale de control y sucede lo más inesperado es cuando la profesionalidad … y la suspicacia se pone a prueba. Es lo que tuvo que experimentar la periodista Emma Vardy, quien emitiendo un reportaje en directo para el programa “BBC Breakfast, jamás se imaginó escuchar lo que vino a interrumpir su transmisión.

Se encontraba frente al Parlamento Británico, en pleno centro de Londres, el pasado viernes, cuando su solemne y erudito análisis sobre el Brexit se convirtió después en el “trending topic” del momento, al oíse tras la escena lo que figuraban unos gemidos sexuales. ¡Sí, como lo oyes!, una mujer en plena actividad sexual dejaba evidencia de la incómoda situación durante la intervención de Vrady.

Los inesperados gritos de la “orgásmica mujer” se escucharon en plena conexión en directo

Después de que los miles de espectadores reaccionaran de inmediato en Twitter con sus reclamos, comentarios, pero sobre todo con sus bromas, un grupo de jóvenes apareció atribuyéndose la autoría de la broma, que habían decidido gastarle a la reportera.

Ellos mismos, inmediatamente decidieron publicar un video, que permitió conocer de dónde provenían aquellos sonidos tan peculiares, como extraños.

En el video se puede ver cómo los jóvenes se encontraban esperando a la corresponsal cerca del lugar de la transmisión en directo. Estaban en una furgoneta con altavoces y todo el equipamiento necesario para lograr recrear los sonidos que los miles de espectadores escucharon.

Cuando Vrady empezó con su transmisión, los jóvenes hicieron sonar aquellos gemidos, repitiendo la grabación varias veces consecutivas.

Sin embargo, cuando la periodista se percató de que algo no marchaba bien, ella manteniendo la seriedad del caso, hizo caso omiso y siguió como si nada estuviera pasando.

A pesar de lo incómodo de la situación, Vardy nunca permitió que los sonidos la perturbaran y concluyó la conexión, según lo planificado. Pero una vez que hubo terminado, no podía dar crédito a lo que escuchó y mostró su frustración y enojo ante lo sucedido. Y se preguntaba de dónde procedía tal extraño sonido.

BBC / Discoboy / Youtube

Si Vrady pretendía que su análisis sobre el Brexit sea un éxito, lo consiguió. No precisamente por lo interesante del tema, sino porque gracias a esos “efectos especiales”, ahora su transmisión es un fenómeno viral.. y ¡vaya en medio de qué circunstancias! No sabemos si decidirá vengarse de aquella broma de mal gusto, pero probablemente estos jóvenes hayan hecho reír a más de uno.

¿Qué opinas de la broma que le gastaron estos jóvenes a la reportera? Comparte tu opinión con tus amigos.