Si hay algo de lo que puede estar orgulloso el Gran Circo de Comunidad Redentor en la localidad de Rosario, Argentina, es de su calidad escenográfica. Todo el montaje que realizaron hace algunas semanas para celebrar el Día del Niño fue más que suficiente para llamar la atención del público y de las autoridades.

Circo de Rosario

Cuando los voluntarios de esta iniciativa se encontraban celebrando junto a los más pequeños su día, llegaron representantes de la Guardia Urbana Municipal dispuestos a suspender el evento y a aplicar una sanción en su contra. En el momento en el que los organizadores quisieron saber la razón de la multa, les dijeron que estaban acusados de maltrato animal.

Circo de Rosario

Desde luego la presencia de las autoridades causó algo de revuelo entre todos los presentes, pero más divertido fue saber que la sanción en cuestión no podía proceder y la razón era muy simple: en el circo no había animales, solo personas disfrazadas.

El vuelco que tomaron las cosas fue motivo de sobra para la risa. Durante una entrevista realizada a Ezequiel Cattaneo, el organizador del evento, los medios argentinos no escatimaron en ridiculizar un poco a los funcionarios, preguntando si las personas responsables tenían un problema en la vista que le impedía ver que los animales no eran reales.

🙊🙈🙉 Insólita denuncia a Comunidad Redentor 🙈🙉🙊En el día de ayer la #GUM se acercó a predio del Parque Alem de #Rosario para constatar la denuncia de animales en cautividad, dándose la sorpresa con un tigre de peluche y artistas disfrazados de monos#Denuncia #Festejo #AnimalesEnCautiverio #Disfraz

Publicada por Medios Red en Lunes, 3 de septiembre de 2018

Ezequiel no paró de reír en las entrevistas, asegurando que la anécdota había sido sumamente divertida. Al parecer alguien de la comunidad notó las características de la celebración, vio las jaulas, a los gorilas e hizo la denuncia, ante la cual las autoridades actuaron diligentemente.

Es gracioso, en especial porque si bien los gorilas eran personas disfrazadas, los supuestos tigres en cautiverio eran animales de peluche. De hecho algunos niños entraron a las jaulas para fotografiarse con estos muñecos de tamaño real, y por lo visto de una credibilidad sorprendente, a juzgar por el intento de sanción.

Circo de Rosario

No hubo ningún tipo de multa por parte de la Guardia Urbana Municipal, de hecho, los funcionarios hicieron un registro fotográfico de la pruebas para tener constancia de que se trataba de animales falsos y de otros objetos de utilería.

Circo de Rosario
Trome

Ezequiel Cattaneo agradeció efusivamente el optimismo de los voluntarios e incluso la excelencia de su trabajo, el cual fue tan bueno que pudo confundirse con la actuación real de animales. También aseguró que la intervención momentánea de las autoridades no opacó para nada la celebración, todo lo contrario, fue un día animado e inolvidable.

Comparte esta anécdota en tus redes, muchos esperamos que todos los circos estén tan libres de maltrato como este.