Existen momentos en la vida que quisieras inmortalizar por completo. Momentos de euforia y diversión que incluso te apetece documentarlos para recordarlos de por vida. Es lo que pretendía hacer esta joven madre, pidiendo a su amiga que gabara lo que sería su propia muerte instantes después.

Natalia Borodina, de 35 años, de Moscú, pasaba unos días en Punta Cana, República Dominicana.

La joven, madre de un pequeño, presa de la efervescencia del momento, se había quitado la parte superior del bikini, sacando medio cuerpo sobre la ventana del auto mientras su amiga conducía por la carretera y registraba el eufórico momento.

La conductora del vehículo que registró el momento es Ivanna Boirachuk, de 32 años, amiga de Natalia.

El impactante video muestra a la madre colgando medio cuerpo fuera de la ventana del vehículo, que por tratarse de una carretera, se presume que andaba a alta velocidad.

Borodina se mete el dedo en la boca y se ríe frente a la cámara, para demostrar lo bien que se lo estaba pasando y enseñando su pecho desnudo.

El día del accidente llovía mucho y decidieron ir a pasear en auto por las afueras de Punta Cana junto a Boirachuk, pero sin su hijo. La Policía dominicana presume que la mujer debió haber ingerido alguna droga psicoactiva.

En un rapto de inconsciencia, la mujer sacó su cuerpo por la ventana del auto y quedó colgando. Como no estaba prestando atención a lo que sucedía en el camino, Boirachuk no pudo ver el pozo de agua que había adelante y perdió el control del vehículo. 

El resultado de la insensatez de las jóvenes y su conducta temeraria fue un trágico accidente que ha acabado costándole la vida a Natalia.

Todo parecía ser una simple aventura, hasta que finalmente en cuestión de segundos ocurre la tragedia: al acercarse de golpe al borde derecho de la carretera, choca contra un poste de luz, que a consecuencia de la velocidad arranca su cuerpo y es arrojada a la calle.

La mujer fue trasladada de urgencia al centro de salud Hospitén de Verón, en la provincia de La Altagracia. Entró con vida, pero las heridas que había sufrido en la cabeza eran tan graves que murió a las pocas horas.

Se sabe que el niño de Borodina, un pequeño de alrededor de ocho años, estaba de vacaciones con ella en Punta Cana.

Borodina es originaria de Zlatoust, una ciudad industrial en los Urales, pero luego se trasladó a la capital regional Chelyabinsk, antes de trasladarse a Moscú.

Daily Mail / 74RU

Recientemente, había estado trabajando en Cannes, Francia como agente inmobiliario, vendiendo propiedades a ricos compradores rusos.

ADVERTENCIA: CONTENIDO EXPLÍCITO

¡Es una verdadera tragedia! Y puede servir de advertencia para muchos jóvenes. En este caso, es un niño pequeño que se queda sin madre, fruto de la inconsciencia y de no mirar más allá de la euforia del momento.

Nuestros sentimientos están con el pequeño de Natalia y todos su allegados. No dejes de compartir esta noticia con tus amigos.