A las 08:15 horas de la mañana de hoy una explosión sorprendió a los pasajeros del metro de Londres de la línea verde en la estación de Parsons Green de la District Line, al este de la capital británica.

La policía describió la explosión como un “acto terrorista”, alguien puso en uno de los vagones un cubo con una bomba casera en su interior y se presume que el artefacto explosivo falló porque en caso de detonar correctamente los daños habrían sido devastadores.

Por lo menos 20 pasajeros resultaron heridos, varios de ellos con pronóstico reservado.

Theresa May, primer ministro, participará en una reunión de emergencia tras el atentado. “Tengo presentes en mis pensamientos a los heridos y a los servicios de emergencia que, una vez más, están respondiendo rápida y valientemente a este ataque terrorista”.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo que “la ciudad nunca se dejará intimidar o derrotar por el terrorismo”.

Según el testimonio de los testigos, la caja blanca que estaba dentro de una bolsa del Lidl explotó, y se creó “una bolsa de fuego” en el vagón del metro. Se produjo una fuerte nube de humo, y varias personas resultaron heridas por las quemaduras.

Las autoridades policiales encontraron un segundo explosivo que han desactivado aproximadamente hace dos horas.

Los pasajeros vivieron escenas muy duras, el pánico no se hizo esperar, también hubo personas lesionadas por la estampida que se produjo al momento de evacuar la zona. Aproximadamente, 40 bomberos están trabajando en las labores de rescate.

Scotland Yard Neil, vice comisario de Scotland declaró que la Unidad de Contraterrorismo está realizando las investigaciones pertinentes.

Mientras que el secretario de relaciones Exteriores pidió calma a toda la población, y aseguró que:

“La información que tenemos es limitada y es importante no especular acerca de lo que pasó”.

Una de las pasajeras que presenció la escena escribió en su perfil de Twitter:

“Estoy a salvo, pero tuve que correr para salvar mi vida. Hubo una gran estampida, muchos, muchos heridos”.

Mientras que Richard Aylmer-Hall, de 53 años se encontraba en el metro viajando hacia el centro de Londres, y escribió su experiencia:

“Había una mujer en la plataforma que gritaba y decía que vio una bolsa y fuego saliendo de ella. La gente salió corriendo a empujones, incluso hubo heridos por la estampida”

Otro de los pasajeros, que fue víctima de quemaduras en su rostro, ha publicado las fotografías de sus lesiones en su perfil de Twitter.

“Hubo un momento de pánico, cuando el tren se detuvo y todos salieron corriendo tras escuchar el ruido de la explosión. Había mucha gente con heridas y cortes, todos trataban de huir desesperados a un sitio donde pudieran estar a salvo”, comentó un pasajero.

La escena era desgarradora, muchos gritos de dolor, sangre y muchas personas llorando.

“Había mucha gente que estaba cubierta de sangre y tenía dificultados  para caminar”.

Este día recuerda el atentado del 07 de julio de 2005 que dejó un saldo de 56 personas fallecidas y más de 700 heridas.

Twitter / Daily Mail

Durante este año, Londres ha sido víctima de uno de los peores atentados, el del puente de Werminster y el de London Bridge donde hubo 12 fallecidos.

Esperamos que finalmente cese la violencia, y no haya más víctimas de este tipo de ataques terroristas que acechan a tantos inocentes por una ideología sin sentido. Compartamos un mensaje de solidaridad.