Cuando Ophelia pasó por territorio irlandés era una tormenta que logró generar caos en la costa de Irlanda, pero permitió dejar al descubierto restos óseos intactos que datan de al menos 1.000 años atrás y ahora los antropólogos, arqueólogos e investigadores en general están interesados y emocionados sobre lo que puedan hallar gracias a Ophelia.

El esqueleto se encontró después de que la tormenta Ophelia azotara la zona del muelle de Kilmore Quay, en el condado de Wexford.“La gente que caminaba descubrió los restos el martes por la tarde. El área estuvo cerrada desde entonces”, declaró Jim Moore, un concejal local. “Parece ser una tumba así que, en otras palabras, no es un cuerpo que fue arrastrado a la costa, es el punto más cercano al mar”, añadió Moore. “Es muy remoto y ahora surge la pregunta de si hay más cementerios en la zona”.

El concejal informó que la patóloga estatal de Irlanda, Marie Cassidy, será la encargada de llevar a cabo un examen a los restos en Dublín, la capital de dicho país. Por ahora, los expertos infieren en que los restos son, probablemente, de la Edad de Hierro, esa era del mundo terminó hace 1.600 años aproximadamente.

La fuerza de la tormenta azotó la costa del país acelerando temporalmente la erosión de la tierra. Explican que es un área de mucha marea y la erosión es la razón por la que se encontró el esqueleto. La tormenta dejó el sitio expuesto y por eso los lugareños lo descubrieron.

“Me sorprendió, pensé que se trataba de una persona desaparecida, pero mientras el día progresaba nos dimos cuenta que en realidad era un antiguo esqueleto”, comentó el fotógrafo Jim Campbell, quien luego de conocer la noticia decidió ir a tomar fotografías sobre la persona.

Moore también recordó que hace dos años se produjo un incidente similar en la cercana bahía de Ballyteigue sobre otro esqueleto de bastante longevidad.

“Tenemos que considerar si es necesario o no un examen arqueológico más profundo”, declaró Moore.

Por otra parte, Ophelia acabó con la vida de tres personas en Irlanda y dejó decenas de millones de dólares en daños, incluso hizo que el cielo se volviera rojo y también hizo que pequeñas cascadas corrieran en sentido inverso por los fuertes vientos que azotaban la localidad.

Daily Mail / Independent

El cuerpo encontrado ya fue trasladado hasta Dublín para realizar las pruebas arqueológicas para averiguar la edad exacta y después será puesto bajo custodia en el Museo Nacional de Irlanda.

¡Comparte esta curiosa e interesante noticia con tus amigos!