Lamentablemente, la violencia de género sigue cobrando víctimas, el día de ayer un delito conmocionó a Elda, una ciudad de España y acabó con la vida de Jessica Bravo Cutillas.

Jessica, una camarera de 28 años, fue acribillada por su ex pareja, un hombre obsesivo del gimnasio delante de su hijo. El hombre tenía una orden de alejamiento que había incumplido en varias oportunidades.

Actualmente ella se encuentra en estado de coma tras recibir varios impactos de bala, uno de ellos en su cabeza.

Ella salió de su casa a recoger a su hijo del colegio, El Santo Negro de Elda, un centro de educación Infantil y Primaria ubicado en la avenida Conde. Cuando se disponía a buscar a su hijo, Imanol Castillo Sánchez, de 31 años, se bajó de un auto, se acercó a ella y le disparó cinco veces, después se suicidó.

El tiroteo se llevó a cabo a las cinco de la tarde delante de los padres, madres y los niños que se encontraban en las inmediaciones del colegio.

Jessica residía en Monforte del Cid, donde estaba instalada hasta que empezó su relación con Imanol, un hombre que era aficionado al culturismo. Constantemente exhibía en sus redes sociales publicaciones asociadas a las actividades deportivas que practicaba en el gimnasio.

Durante seis años convivieron juntos, y tuvieron un hijo de cuatro años, Imanol tenía otra hija de una relación anterior, de diez años.

Jessica decidió terminar con la relación después de ser víctima de varios episodios de maltrato, las autoridades atendieron a las denuncias de la mujer y le impusieron a su ex pareja una orden de alejamiento de 300 metros y de comunicación.

Así que él no podía acercarse a esa distancia, ni establecer contacto con Jessica de ninguna forma.

Después del conflicto que tuvieron, ella se fue a vivir a una localidad del interior ubicada a media hora de Alicante, trabajaba como camarera en un bar de Hondón de los Frailes, un pueblo cercano a Aspe donde estableció una nueva vida.

El pasado 4 y 5 de octubre, Imanol llamó a Jessica por teléfono infringiendo la orden de alejamiento que tenía. Ella denunció el hecho a las autoridades.

El pasado martes por la mañana los agentes de la Policía Nacional se presentaron en la casa de Imanol, a quien arrestaron por incumplir la orden de alejamiento que establecieron para proteger a Jessica de sus actos de maltrato.

El juez de guardia, dejó en libertad a Imanol unas horas después, así que el día siguiente se apareció por el colegio a buscar a Jessica porque sabía que a esa hora estaría buscando a su hijo.

El agresor estacionó su auto cerca del colegio, apagó el motor y se acercó a la entrada. No tenía licencia de armas, pero portaba una pistola que presumen que había robado.

No le importó perpetrar el crimen que había planeado delante de su hijo, ni de los testigos que se encontraban en la zona que a esa hora es muy concurrida.

Decidido a matar a Jessica disparó cinco veces contra ella, y su hijo lo observó todo, quien entró corriendo al colegio para pedir ayuda entre gritos y lágrimas. Es una escena desgarradora la que vivió este pequeño inocente que no merecía sufrir así.

Después de asesinar a su ex pareja regresó a su auto, donde se introdujo el arma en la boca y se disparó para suicidarse, el auto se estrelló contra un muro cercano. Los servicios de emergencia llegaron para intentar salvarle la vida, pero no pudieron hacer nada.

Hace un par de horas Ximo Puig, el Presidente de la Generalitat informó a través de su cuenta de Twitter el fallecimiento de Jessica.

Lamentablemente no pudo resistir a las graves lesiones que sufrió tras recibir los cinco impactos de baja que le propinó su ex pareja.

Los testigos del crimen están conmocionados, por haber visto una escena tan trágica y violenta. Algunos estaban en estado de shock, la Consejería de Educación activó la Unidad de Acción e Intervención para estos casos.

La Comunitat Valenciana emitió un comunicado para informar que están en contacto con el centro educativo para ofrecer atención a los alumnos, profesores y familiares que lo necesiten.

Rubén Alfaro, alcalde de Elda, convocó una junta extraordinaria para el día hoy donde conversarán sobre el caso. La alcaldesa de Monforte del Cid, María Dolores Berenguer, expresó sus condolencias por lo ocurrido.

levante-emv

“Hoy con más fuerza y dolor que nunca condenamos la violencia de género hacia una de nuestras vecinas y mañana convocaremos un acto de rechazo a las 12:00 para mostrar nuestra enérgica condena a la violencia de género y nuestro apoyo a la familia en estos momentos de tanto dolor y sufrimiento”.

Nada podrá consolar el corazón de ese niño que tuvo que ver cómo su padre atentó contra la vida del ser más importante de su vida sin piedad alguna. Compartamos un mensaje de solidaridad.