Se supone que el nacimiento de un bebé es sinónimo de alegría por recibir el amor más grande, sin embargo, esto no siempre sucede así. Es muy triste, pero algunos bebés son rechazados por sus padres.

El aborto ha sido siempre un tema polémico, es una realidad que desconcierta a muchos, pero las estadísticas son alarmantes y cada vez son más las mujeres que deciden acabar con la vida del bebé que llevan en su vientre y describen como resultado de “un embarazo no deseado”.

Esto fue lo que hizo una mujer de 22 años que fue identificada como Jennifer tras ser detenida después de intentar abortar a su bebé en un motel en Saltillo.

Jennifer utilizó varios medicamentos con el propósito de interrumpir su embarazo de 30 semanas. No fue sino hasta las 8:00 de la mañana del día siguiente del intento del aborto que esta mujer llamó a la Cruz Roja porque padecía fuertes dolores de vientre.

Una hora más tarde, fue trasladada al hospital donde fue estabilizada tras atender su condición delicada. El personal médico informó a las autoridades sobre lo sucedido.

Esta mujer tomó media docena de pastillas de un medicamento utilizado para abortar y al mismo tiempo también ingirió alcohol mientras se encontraba en un motel reconocido de la ciudad.

Afortunadamente, el bebé que llevaba en su vientre nació vivo con un peso de 1,700 kilos. Sin embargo, presentó problemas respiratorios por lo que fue colocado en una incubadora. Su estado de salud era muy delicado.

Las autoridades informaron que Jennifer podría ser procesada bajo el delito de homicidio en grado de tentativa.

Según información local, esta mujer presuntamente actuó en complicidad con el supuesto padre del bebé, quien sería llamado a declarar tras mantener comunicación con Jennifer mientras se realizaba el aborto en el motel ubicado sobre bulevar Fundadores entre calle 17 y calle La Coquetas.

Facebook

Después de ser atendida en el hospital el estado de salud de Jennifer mejoró y tras varios análisis el equipo médico diagnosticó que estaba fuera de peligro por el reciente aborto clandestino.

Las autoridades informaron que ella permanecería detenida hasta el día de su audiencia y hasta que se deslinden responsabilidades.

Mientras el bebé lucha por su vida, fuentes locales informaron que de llegar a estabilizarse y lograr sobrevivir será dado en adopción a una familia de apoyo o a un hogar que se comprometa con su cuidado y protección. Mientras esto ocurre el proceso de investigación sigue su curso.

Todos deseamos que este pequeño sobreviva y tenga la oportunidad de crecer en un hogar con una familia que lo ame. Comparte esta noticia.