La caza indiscriminada es una práctica que enluta a muchas comunidades de animales alrededor del mundo. Pareciera que los cazadores no toman en cuenta el valor tan importante que tiene cada especie animal, se dedican a matar decenas de ejemplares por “deporte” o distracción con el objetivo de romper algún récord.

En Alaska, un cazador asesinó a toda una familia de diez lobos con un rifle, a 112 kilómetros del Parque Nacional de Denali. Lo más terrible del caso es que el asesinato de la decena de lobos fue totalmente legal, por lo que no obtuvo ninguna multa o un cargo que enfrentar por tal masacre.

La caza es ilegal dentro del Parque Nacional de Denali, razón por la que el hombre decidió buscar sus víctimas fuera de los alrededores del parque. El hombre se transportaba en una moto de nieve para así poder cazar con mayor eficacia.

El caso se dio a conocer por las redes sociales a principios de abril de este año, cuándo se publicaron las fotos del cazador y la familia de lobos sin vida. Después del revuelo e indignación que causó la foto con respecto a la masacre de la familia de lobos, el estado de Alaska tomó acciones inmediatas y prosiguieron con la prohibición de caza en la región de Stampede Trail, un área cerca del parque nacional de Denali.

En esta temporada, la caza de lobos en el área descrita es más que el promedio que se dio hace cinco años y existe la posibilidad que las cazas sigan ocurriendo antes de que finalice la temporada de regulación, tanto de caza como de captura”, se puede leer en el escrito que refleja la orden de emergencia dada por el estado de Alaska.

Muchos activistas en defensa de los animales les preocupan demasiado la vida de los lobos, porque según las cifras, su descenso en Alaska se ha monitoreado desde el año 1988. Según las tendencias de caza y de los lobos con vida en la región, los expertos aseguran que si los niveles de caza siguen a ese nivel, el Canis lupus podría desaparecer de la región para siempre.

El Centro de Conservación de Lobos realizó un comunicado en dónde mencionan que las personas han visto menos lobos en el lugar, del 40% de probabilidades  que había antes de poder ver a un ejemplar, ahora ha decrecido hasta un 5%. Se ha verificado que hay una mortalidad de cifras alarmantes a causa de lo poca aparición de lobos en el parque Denali.

El mismo Centro de Conservación asegura que aunque es tarde para toda la familia de lobos asesinada, aún hay tiempo de proteger, resguardar y salvar a los demás lobos de la zona. Se espera que la caza se reduzca potencialmente y que crueles asesinatos como estos no se vuelvan a repetir.

Alaska Deparment of Fish and Game / Facebook/GoodWolfPAC

Es hora de hacerle saber a esas personas que los animales no son trofeos y su vida merece ser respetada por todos. ¡Comparte esta noticia con tus amigos y di NO a la caza!