Desde el pasado 23 de junio, 12 niños de Tailandia permanecen atrapados junto a su entrenador de fútbol en una cueva de 10 kilómetros de longitud, gracias a la labor de mil efectivos que trabajaron arduamente para dar con su paradero fueron hallados con vida.

Y comenzó un gran despliegue para lograr rescatarlos en medio de las inmensas dificultades del operativo asociadas al clima y complicaciones geográficas.

Los ojos del mundo están puestos sobre lo que acontece en la cueva de Chiang Rai y en el rescate de los niños y su entrenador.

Impresionante vídeo de los niños en la cueva de Tailandia

#Internacional #ComparteImpresionante vídeo de los niños en la cueva de TailandiaImpresionante vídeo de los niños en la cueva inundada de Tailandia. Delgados y asustados, después de 10 días a oscuras en la gruta, los chicos responden a los submarinistas. El rescate se anuncia muy largo y complicado. …Fuente: Euronews

Publicada por Ciudad Naranjal Tv OnLine en Martes, 3 de julio de 2018

Uno de los rescatistas, Samarn Kunan, ex buzo de la marina de Tailandia falleció tras quedarse sin oxígeno, la noticia ha llenado a todos de tristeza y ha agotado las esperanzas de lograr sacar con éxito a los sobrevivientes de la cueva.

El buzo estaba regresando de realizar con éxito una misión de suministro hacia la cueva en la que permanecen los niños y su entrenador.

La trágica muerte del rescatista se convirtió en un gran temor para millones de personas que se preguntan si será posible que los pequeños, débiles y sin experiencia en buzo puedan salir del lugar donde permanecen cautivos.

Según los expertos, cada minuto cuenta y el resultado podría ser inesperado y fatal.

El lugar donde están los niños junto a su entrenador quedó completamente inundado, solamente podrían salir buceando en algunas partes del trayecto, pero el camino es muy largo y tiene muchas dificultades.

Incluso un buzo con muchos años de experiencia podría tardarse 11 horas en realizar un viaje ida y vuelta hacia el lugar donde se encuentran los niños y su entrenador.

Raphael Aroush, de 53 años, es un buzo israelí que reside en Tailandia y está colaborando en las labores de rescate, declaró que: “sacar buceando a los chicos es muy arriesgado.

Piensen en lo que pasó, un buzo experimentado acaba de morir anoche. Imagínense lo que podría ser para un niño de 12 años”.

“Hay agua por todos lados. Uno tiene que atravesar pasajes angostos con mucha agua. No es la forma convencional de bucear. Además, la visibilidad es muy mala, hay que bucear a ciegas. Muchas cosas pueden salir mal, podría ser una catástrofe”, dijo Raphael.

Agregó: “las condiciones son realmente difíciles. Es peligroso hasta para los buzos más experimentados”.

Relató que inicialmente pensaron que los niños podrían quedarse allí durante mucho tiempo, pero ahora tienen un período de tiempo limitado para sacarlos porque las intensas lluvias han amenazado con acabar con el esfuerzo del bombeo de agua de la cueva que baja el nivel a un centímetro por hora.

Los socorristas alegan que prefieren esperar que baje el agua para que los niños puedan salir caminando por la galería, con una parte mínima en la que tendrían que sumergirse bajo el agua con ayuda de máscaras sin mayores complicaciones.

Estamos atentos a la evolución de este caso que nos mantiene con el alma en vilo y confiamos en que los 12 pequeños y su entrenador regresarán sanos y salvos a sus hogares contando la experiencia que vivieron.

TN

Los expertos están comprometidos con salvar sus vidas, esperamos que usen el método más seguro y efectivo para minimizar los riesgos en medio de condiciones tan adversas. Comparte esta noticia.