En la India, si el bebé que llega a casa el día del parto es varón, la familia celebra y reparte dulces. Si es una niña, los familiares desaparecen y los que se quedan lloran amargamente de la pena. El varón completa la familia, continúa el apellido, la niña es vista como una carga, un gasto y un compromiso para la familia.

Este sexismo tan arraigado en su cultura es lo que este doctor quiere destruir. Por eso, el Dr Ganesh Rakh decidió prescindir de cobrar sus honorarios si el bebé que nace es una niña. 😯

Esta es una gran campaña que busca salvar a las niñas de la muerte o el maltrato y abandono.

Deutsche Welle (DW) es un canal de noticias alemán que ha hecho un reportaje especial sobre la ardua labor de este asombroso médico. En el centro conocen a varias mujeres que encarnan la crueldad con la que tratan algunas personas a las mujeres por dar a luz a una niña en la India.

Hace 10 años su esposo y cuñados la desfiguraron con ácido por dar a luz a una niña. Aquí se recupera de su operación número 12.

La estrategia que usa el Dr. es decirles desde el primer día que piensa que será una niña. Aunque hacer ecografías y determinación del sexo, es completamente ilegal.

La pequeña Ángel tiene solo 6 días pero debe agradecer al Dr. por haber podido nacer. 

Su abuela Chandabai Budhwant confiesa que esperaba que su hija tuviera un nieto varón, ella misma tuvo 6 hijas antes de tener su séptimo y último hijo, un varón.

“Las burlas de todos, el maltrato y las humillaciones simplemente pararon después de tener a mi hijo”, confiesa Chandabai.

Este tipo de celebraciones solo se hacen cuando nace un bebé varón, pero en la clínica del Dr Ganesh Rakh él mismo asiste a una ceremonia para celebrar el nacimiento de las niñas.

Reparten tarta y flores con mucha alegría mientras cantan para la pequeña que acaba de nacer.

El favoritismo hacia los varones ha creado un terrible desequilibrio en la población adulta de la India y la tendencia sigue en aumento.

Con la consigna “Salven a los bebés niña, salven la India”, el Dr Rakh espera cambiar las mentalidades de cada persona.

El cambio es difícil pero cuando una persona cambia de opinión, se lo comenta a sus vecinos y familiares y se crea un efecto dominó.

El día que la gente celebre los nacimientos de niñas tanto como los de niños, volveré a cobrar por mis servicios a las niñas” dice finalmente el Dr. Rakh convencido en su labor.

La abuela de Ángel ha dicho que desde ya está planeando un futuro diferente para esta niña, le darán educación en vez de sólo ahorrar para lograr un buen matrimonio.

Comparte esta impresionante historia, todavía nos falta mucho por avanzar.