Dany-Dastan Adkhamov, mejor conocido como “Danya” era un joven de 24 años proveniente de Uzbekistán, quien había emigrado de manera ilegal a Rusia. Sin embargo, se estaba ganando la vida de manera honesta, el chico tenía conocimientos de barbería y pronto se convirtió en uno muy popular. Danya, hacia cortes de pelo a bajo precio y tenía una gran cantidad de clientes en la ciudad de Troitsk, a 37 kilómetros al sur de Moscú.

Pero su carrera se vio interrumpida por uno de sus clientes que al no estar satisfecho le cobró el error quitándole la vida.

Pavel Luzyanin, de 28 años, fue a la peluquería donde trabajaba Danya y se hizo un corte de cabello con el cual manifestó haber quedado satisfecho, pagó el equivalente a 2,93 euros y se fue a su casa como la mayoría de los clientes que el chico recibía y atendía a diario. Pero la historia de Danya y Pavel apenas estaba por empezar.

Pavel regresó al día siguiente diciendo que estaba enojado por lo que habían hecho con su cabello.

Danya amablemente le ofreció modificarle el corte, después de atenderlo por segunda vez el conflictivo cliente se fue. Después de eso Pavel se encontró con amigos quienes hicieron chistes sobre su nuevo look, le dijeron que su cabello era igual al que usaban los presos. Pavel quien ya tenía antecedentes penales por robo no soportó el comentario y decidió tomar venganza.

El barbero estaba trabajando cuando Pavel volvió al local, pero esta vez su actitud era mucho más agresiva.

El violento hombre sacó al chico hacia la calle a empujones y con un gancho metálico para carne a la parrilla lo hirió tres veces en el pecho. Danya nunca intentó defenderse, al contrario lucía confundido y asustado, mientras tanto varias personas pasaron a su lado sin inmutarse hasta que un ciclista paró.

Pavel le dio la espalda, el ciclista intentó ayudar pero el criminal se dio cuenta de que su víctima seguía viva y regresó para hacerle una última herida en el cuello.

El asesino finalmente se va caminando tranquilamente mientras todos lo dejan ir como si nada, alguien llamó a emergencias pero para el momento en que llegó la ambulancia el chico ya había muerto. Ahora sus clientes están recolectando dinero para enviar su cuerpo a su país de origen.

Él era hijo único y su madre dependía económicamente de lo que le enviaba.

DailyMail / Mirror

La policía manifestó que los testigos habían sido muy pasivos, por su parte el senador Ruso Anton Belyakov, hizo un comunicado en el que aseguraba que Pavel fue detenido cuando intentaba salir de Moscú. Sus amigos están consternados a pesar su historial no pensaron que sería capaz de matar a un hombre de la forma tan fría en que lo hizo.

Paz a sus restos, puedes compartir esta noticia para que este chico que estaba luchando por prosperar no sea olvidado tan fácilmente.