El crimen que cometió este joven ha causado conmoción, Oliver Mauricio Funes Machado, tiene 18 años y fue acusado de decapitar a su madre el pasado 06 de marzo en Carolina del Norte, Estados Unidos.

Yesenia Beatriz Funes Machado de 35 años de edad, perdió la vida tras ser apuñalada y decapitada por su propio hijo que había salido de una clínica psiquiátrica donde estuvo internado recibiendo tratamiento para la esquizofrenia.

Kent Winstead, el Sheriff del condado de Franklin en Carolina del Norte, donde ocurrió el crimen era una escena escalofriante y sangrienta. El joven salió de la casa después de perpetrar el crimen con la cabeza de su madre en una mano y el cuchillo en la otra.

El adolescente fue quien llamó al 911 y confesó que había asesinado a su madre “porque le dio la gana”.

Recientemente, un juez firmó una orden con la que retiró los cargos al adolescente, y lo remitió a una institución psiquiátrica considerando que no tiene las condiciones mentales necesarias para enfrentarse al juicio.

El juez respaldó su decisión en las evaluaciones médicas realizadas por los médicos del Hospital Central Regional, según informó el abogado del adolescente Boyd Sturges.

El joven es hondureño, y reside en Estados Unidos de forma ilegal, se desconoce si la policía migratoria tramitará su deportación. El Servicio de Inmigración y Aduanas confirmó su nacionalidad.

Un crimen espeluznante

El adolescente decidió asesinar a su madre en su domicilio el lunes 06 de marzo, en 90 Morgan Drive, en Zebulon, según información de las autoridades policiales.

La mujer fallecida tenía tres hijos más de 14, 4 y 2 años.

Perpetró el crimen a las 12:47 del mediodía, y después llamó al 911 para confirmar que había matado a su madre utilizando un cuchillo.

Cuando las autoridades llegaron al domicilio lo encontraron saliendo de la casa sujetando el cuchillo y la cabeza de su madre.

“Fue una escena espantosa”, el arma blanca que utilizó parecía ser un cuchillo largo de carnicero.

Para el momento del homicidio, el policía aseguró que dos niños, hermanos de Funes Machado se encontraban en la casa y fueron trasladados por las autoridades a los servicios sociales. Mientras que el otro hermano se encontraba en la escuela.

Posteriormente, los tres niños fueron entregados a su padre.

Oliver fue arrestado en la cárcel del condado de Franklin sin derecho a fianza, lo acusaron de asesinato en primer grado.

Un defensor público amigo de la familia describió al adolescente como un “joven profundamente perturbado”, mientras que su abogado aseguró que si en algún momento Oliver está capacitado para comparecer ante un juicio entonces sería condenado nuevamente.

charlotteobserver

El joven será internado en la ciudad de Butner en una clínica psiquiátrica.

Muchos usuarios de las redes sociales alegan que debería cumplir su condena por realizar un crimen tan atroz contra su madre. ¿Tú qué opinas? ¡Comparte esta noticia!