La solidaridad de los niños no tiene límites, ellos son altruistas y siempre están dispuestos a ayudar a quien lo necesita. Es imposible no conmoverse con el trágico final de este pequeño de 11 años que perdió la vida por salvar la de su amigo que cayó en una laguna congelada en Nueva York.

Anthony Pérez, de origen boricua, falleció después de caer a una laguna congelada de Queens tras salvar a su amigo de 12 años que se había caído en las aguas heladas.

De acuerdo con la información declarada por los bomberos los niños caminaron por la laguna que estaba congelada con una fina capa de hielo. Ambos se dirigieron al lugar después de salir de la escuela.

Mientras los niños caminaban por la superficie de la laguna el hielo cedió y el niño de 12 años cayó al agua, Anthony sacó a su amigo del agua, pero después de cayó él y lamentablemente no pudo ser rescatado.

Poco después, tres bomberos llegaron a la laguna y tuvieron que romper el hielo con sus manos para poder llegar al lugar donde se encontraba el niño.

Finalmente, lograron sumergirse y sacarlo del agua, fue trasladado inconsciente a un hospital después de recibir los primeros auxilios.

George Healy, el subjefe del cuerpo de bomberos, declaró a los medios de comunicación que lo trasladaron al Centro Médico de Jamaica donde falleció dos horas más tarde.

Su amigo resultó ileso, y dos de los rescatistas que se dirigieron a la laguna tuvieron que ser ingresados en el hospital por hipotermia.

“Lo voy a llamar héroe, realmente es un héroe”, dijo Carmen Rivera, una vecina de Anthony que lamentó la muerte del pequeño, aseguró que era un niño muy bueno y que se le rompió el corazón con la noticia.

Alrededor de la laguna hay avisos en inglés y en español que advierten que no se debe caminar por el cuerpo de agua, aunque se vea congelado ya que la capa superficial de hielo se puede romper con mucha facilidad.

A pesar de la presencia de los avisos, no hay nada que pueda bloquear el acceso a las personas que violenten la norma.

“El hielo se ve seguro, parece ser grueso, pero la temperatura estaba muy encima del punto de congelación. Rogamos a los padres que se aseguren que el hielo de la ciudad de Nueva York en estos lagos y estanques no es seguro. No va a soportar su peso. Lo mejor es que se mantengan alejados”.

Los bomberos estaban conmocionados por el rescate, y publicaron la trágica noticia en su página de Facebook.

Infobae

Es lamentable la pérdida de este pequeño ángel que por siempre será recordado como un héroe. Esperamos que se tomen las previsiones necesarias para que más nadie sea víctima del riesgo que hay detrás de caminar sobre los lagos congelados.

Comparte esta noticia con un mensaje de solidaridad para los familiares de Anthony.