Un pequeño tuvo un cumpleaños inolvidable cuando logró hacer realidad un sueño. En medio de una fiesta cuyo tema principal eran los policías, su mamá quedó boquiabierta cuando recibió una llamada de Emergencias y comprendió la increíble travesura que su hijo de 5 años había realizado el día de su fiesta.

La historia tomó lugar en la localidad de Auckland en Nueva Zelanda.

Unos días antes de su cumpleaños, el pequeño Zackary le dijo a su mamá que estaba decidido a convertirse en un policía cuando fuese mayor. La mamá decidió que entonces su fiesta de cumpleaños estaría ambientada con la temática policial y hasta con trajes especiales que permitieran que su dulce hijo pasara un momento inolvidable.

Incluso el pastel de cumpleaños estaba inspirado en los héroes del pequeño.

Sin embargo, el día de la fiesta Zackary decidió que faltaba la presencia de verdaderos policías para lograr que todo fuese perfecto. El astuto chico tomó el teléfono de su casa y llamó en repetidas ocasiones al 111 que es el número para emergencias en su país.

Nueva Zelanda tiene una de las tasas criminales más bajas del mundo, en parte debido al buen funcionamiento de sus cuerpos de seguridad.

Un operador notó que habían demasiadas llamadas provenientes de esa dirección así que decidió devolverles una llamada para asegurarse de que todo estaba bien. Sarah, la apenada madre no pudo más que explicar el afán de su hijo para que sus policías asistieran a su cumpleaños:

“Lo siento mucho. Ese era mi hijo de casi 5 años. Me estaba diciendo que el quería invitar a los policías a su fiesta. Lo lamento. Estoy avergonzada”.

El operador le dijo a Sarah que informaría a sus compañeros de la fiesta del niño, pero que no estaba seguro de poder lograr que los policías asistieran a la fiesta.

El operador de la estación policial no podía contener la risa ante el gesto del niño.

Cuando en la estación de policías se enteraron de lo sucedido, quedaron conmovidos con el gesto del pequeño y decidieron ir a darle una sorpresa en su cumpleaños. Se dirigieron a su casa y tocaron la puerta en medio de la fiesta.

Cuando Zackary les abrió los policías le dijeron que habían ido a verlo. El dulce niño les responde muy respetuosamente pero parece no caber en sí de la emoción.

Los oficiales de policía acudieron a la fiesta una vez culminado su horario de servicio.

Zackary invitó a los policías a pasar a su casa para que se integraran a la fiesta. Más adelante los niños interactuaron con los policías, pudieron montarse en la patrulla y jugar un rato con las esposas.

Los policías le regalaron al pequeño un lindo peluche de un perrito vestido de policía.

The Things

Los policías pasaron un buen rato con Zackary y sus amigos, pero también aprovecharon la ocasión para recordarle a los chicos que solo deben llamar a Emergencias cuando verdaderamente se trata de algo grave.

Incluso un helicóptero de la policía sobrevoló la fiesta para saludar a Zackary.

Zachary's Birthday Surprise

Kids do the darndest things… like calling 111 to invite the Police to their Birthday Party…

Publicada por Auckland City District Police en Miércoles, 25 de julio de 2018

Ahora, la emoción del pequeño Zackary por convertirse en un policía no ha hecho más que aumentar. Podrá recordar este genial cumpleaños en el que recibió las felicitaciones de sus héroes en persona.

Te invitamos a compartir este gracioso video para celebrar el tierno gesto que este equipo de policías tuvieron con este pequeño.