Hay accidentes que nos sorprenden hasta en aquellos lugares que considerábamos seguros, tal como nuestra propia casa. Sobre todo, si tenemos niños pequeños debemos permanecer alertas ante el peligro que pueda haber alrededor.

La tragedia que sufrió este niño en China está causando conmoción en las redes, el pequeño llamado Yang Yang, terminó con un palillo incrustado en su cráneo después de que entrara por su boca a causa de una caída mientras corría en su casa sujetando el palillo en sus manos.

El objeto de madera se incrustó de manera muy profunda en su cráneo, tanto que incluso alcanzó su cerebro.

El accidente sucedió el pasado 18 de febrero en la hora del almuerzo en casa del menor, en Hengyang en la provincia de Hunan.

De inmediato lo trasladaron a un centro hospitalario y fue necesario someterlo a un procedimiento quirúrgico para extraer el palillo y salvarle la vida.

Afortunadamente los resultados de la operación fueron exitosos y se espera que el pequeño logre estabilizarse para recibir el alta médica.

Yang Yang todavía no ha cumplido los dos años, su madre relató a los medios de comunicación locales que la abuela del niño estaba corriendo detrás del menor para intentar alimentarlo. Él se tropezó cuando tenía el palillo en sus manos incrustándolo en su boca.

Li, el padre del menor, contó que lo trasladaron a un centro médico, pero fue necesario llevarlo a otro hospital donde contaran con los equipos necesarios para atender las lesiones que sufrió.

Los neurocirujanos Huang Wei, Xiang Jun y Zhou Yangpo estuvieron a cargo del procedimiento quirúrgico que practicaron de emergencia para salvar la vida del niño.

El trabajo de los anestesiólogos se complicó porque no podían colocar la máscara para inducir la sedación de forma más segura porque el área estaba obstruida por el palillo que sobresalía de su boca.

Daily Mail

Así que decidieron cortar una parte para colocarle la mascarilla. Finalmente, abrieron el cráneo del pequeño para acceder a la fosa craneal y extraer la punta del palillo.

La cirugía fue muy complicada, comenzó en la tarde y terminó a primeras horas de la mañana del siguiente día.

Gracias al extraordinario trabajo de los médicos Yang Yang está fuera de peligro después de un accidente tan grave que pudo causarle daños irreversibles e incluso la muerte. Comparte esta noticia para alertar a otros padres.