Tener un perro no es solo jugar con él, cuando decidimos tener una mascota asumimos una responsabilidad que incluye alimentarlo, estar al tanto de su salud y mantenerlo aseado.

El momento del baño puede resultar ser un problema para muchas personas con mascotas, por alguna razón a algunos perros no les gusta bañarse o las condiciones de la vivienda familiar no lo permite hacer con comodidad. Por ello, muchos dueños optan por buscar ayuda especializada llevándolos a peluquerías caninas de donde por lo general salen completamente prolijos.

Pero aunque los especialistas tengan técnicas para calmarlos, los lugares diferentes y los ruidos de los equipos les causan ansiedad.

Sin embargo, muchas personas encuentran esa peluquería especial donde se sienten seguros de dejar a sus peludos compañeros, donde saben que los cuidaran y les darán el mejor trato posible en medio de los momento de ansiedad. Allison Marks, la madre de Colby un hermoso labrador creía que había encontrado ese lugar pero se equivocó.

Ella dejó a su perrito de 2 años en un salón Petco, un salón de belleza ubicado en Midlothian, Virginia pero todo se salió de control.

Como de costumbre ella lo dejaba y luego esperaba la llamada en la que le indicaban que ya podía ir a buscarlo, pero esa vez la llamada tardó en llegar y pasadas las 13:00 horas decidió ser ella quien llamaría. Fue atendida por un empleado que le dijo que se dirigiera a una clínica local, uno de los gerentes de la tienda la estarían esperando.

Las razones no estaban claras, “no me dijeron por qué tenía que ir a ese lugar, entré a ciegas”, explicó Allison.

Ella pronto vio a su querido Colby en la mesa del veterinario, se encontraba sin vida y no pudo más que gritar y llorar. Él había sido olvidado en la jaula de secado y murió por la sobrexposición a las altas temperaturas, el encargado de velar por Colby había salido y le indicó a uno de sus compañeros que se hiciera cargo pero el segundo lo olvidó.

El perrito de Allison tenía más de 45 minutos sin vida y su temperatura aun no bajaba de 105 grados.

ABCNews / YouTube

Allison expresó su intención de tomar medidas legales en contra de los encargados de velar por Colby, su perrito había sido su único consuelo y compañía tras la pérdida de su esposo. Por su parte, Petco expresó su pesar con una declaración en la que manifestaban que tomarían acciones inmediatas y que se encontraban devastados por la muerte de Colby, ya que la salud y la seguridad de las mascotas siempre ha sido una prioridad para ellos.

Esperamos que Allison haya logrado sobreponerse y que nunca se repita algo así, no olvides compartir la historia de Colby.