Como si fuera una película de la saga Ocean’s Eleven, siete hombres robaron más de 176 mil dólares de un casino de Uruguay, dejando perplejos a los guardias del lugar y a la policía local.

El increíble robo sucedió temprano en la mañana, a las 8:30, cuando siete hombres ingresaron al casino Maroñas, ubicado en la concurrida avenida de Luis Alberto de Herrera de la ciudad de Montevideo, en la zona conocida como World Trade Center.

El asalto tomó por sorpresa a los guardias, que todas las mañanas están acostumbrados a abrir la puerta a señoras mayores de edad, entusiasmadas con probar suerte en el casino. Esa mañana, no fue la excepción.

La entrada del casino de Montevideo.

Casino Maroñas,

Dos señoras mayores, una utilizando un bastón, y subiendo a duras penas las escaleras, pidieron ingresar por la entrada principal del Casino Maroñas del Montevideo Shopping a primera hora de la mañana.

Los agentes de seguridad les abrieron la puerta, pero sólo para comprobar unos segundos después que las señoras no era más que dos hombres disfrazados, que hicieron ingresar a sus 5 cómplices armados y con los rostros cubiertos con máscaras de Anonymus.

Todo pasó en dos minutos. Entraron, amenazaron al personal y se llevaron el millonario botín.

La banda se desplazó en dos vehículos, uno de ellos una camioneta que fue encontrada momentos después, incendiada, detrás del Cementerio Británico. En su interior había algunos billetes quemados.

Así apareció quemada la camioneta.

La Policía maneja información que en ese lugar, luego de dejar la camioneta, robaron un auto blanco que más tarde fue encontrado abandonado pero también incendiado.

El otro auto que utilizaron para escapar.

Dos mujeres que estaban en la zona grabaron un video desde la playa de estacionamiento, aunque el susto y los nervios no las dejaron tomar la patente del vehículo.

Este es el video:

Parecía ser un golpe perfecto, tanto que uno de ellos no tuvo reparo y, en medio de la huida, cruzó la calle y entró a una panadería a comprar porque tenía sed. Abrió la heladera, eligió un jugo de naranja, pagó y se fue. Pero dejó sus huellas digitales. Esta es otra de las pistas que sigue la Policía.

Los empleados y guardias del casino aún no pueden salir del asombro.

El País Uruguay

Además de los 176 mil dólares (5.800.000 pesos uruguayos) se llevaron dos armas de los guardias de seguridad, una de las cuales fue encontrada en uno de los vehículos abandonados.

Si bien la Policía analiza las imágenes de las cámaras de seguridad y sigue el rastro de la banda para detener a los asaltantes, no hay novedades de sus identidades.

¿Qué piensas de este robo millonario? ¿Podrán atrapar a los asaltantes? ¡Comparte la nota!