Un héroe local acabó con la vida de Leland Michael Foster de 27 años dándole un disparo en su hogar en Ada, Oklahoma; Foster estaba armado con un cuchillo y estaba intentando ahogar a sus dos hijos gemelos de apenas 3 meses de edad en la bañera de su residencia.

Antes del disparo fatal, la situación ya se había tornado muy tensa con Foster reteniendo a la madre de los bebés como rehén amenazándola con un cuchillo.

Los hechos se desenvolvieron el 2 de junio de este año alrededor de la 12:30 del mediodía, todo comenzó con la llamada de una mujer histérica que aseguraba que el padre de sus hijos tenía un cuchillo y estaba intentando ahogar a los infantes.

Él hombre había amenazado con matarla y, según fuentes oficiales, por la línea telefónica se podía escuchar a la mujer gritando y forcejeando.

La policía se movilizó lo más rápido posible al lugar donde se desarrollaban los hechos, pero antes de que pudieran llegar, la nieta de 12 años de la dueña de la residencia donde Foster estaba amenazando a su familia fue corriendo a casa de un vecino a pedir ayuda ya que, como es de esperar, el alboroto y los gritos podían ser oídos en todo el vecindario.

Cash Freeman se armó con un revólver y sin pensarlo dos veces se lanzó al interior de la casa donde encontró a Foster apartando a su pareja con un cuchillo mientras intentaba ahogar en la bañera a los infantes, un niño y una niña, los cuales habían nacido de manera prematura y apenas habían sido dados de alta en el hospital.

Freeman disparó dos veces, matando instantáneamente a Foster; debido a sus acciones, Freeman fue interrogado por la policía cuando llegaron al lugar de los hechos ya que, si bien salvó a una mujer y a su par de gemelos, había asesinado a una persona.

theadanews

Los bebes fueron llevados de emergencia al hospital y fueron dados de alta al día siguiente. “Es verdaderamente horrible porque yo he cargado a los bebés y he jugado con ellos, hace poco les había donado algo de ropa”, declara Summer Pierce, una vecina de la localidad.

Por su parte, un mes después fue el juicio contra Freeman en el cual se le absolvió de todo delito ya que consideraron que había sido un “homicidio justificado” pues había otras vidas en peligro.

Daily Mail / NY Daily News

Según archivos de la corte del condado, Foster ya contaba con varios cargos de abuso y violencia doméstica, incluyendo intento de estrangulación. Así que era bastante claro que el padre de los bebés era agresivo.

Un aplauso para este héroe que logró salvar a dos inocentes bebés, ahora ellos tendrán un futuro gracias a él. ¡No olvides compartir!