Aunque sea empleado como embellecedor y en ocasiones con usos especiales en la industria del cine, el maquillaje es la herramienta secreta de toda mujer para borrar desde las más mínimas manchas de la piel en el rostro hasta para disimular los daños causados por la edad.

Pero en algunos casos, las mujeres abusan del uso del maquillaje. Incluso esculpen su nariz y otras partes del rostro, los problemas aparecen cuando se rigen por falsos estereotipos de belleza afectando su autoestima y la capacidad de mostrarse al natural aceptándose y sintiéndose segura.

En esta ocasión, una joven asiática deslumbró a muchos usuarios de Facebook al publicar un vídeo donde en principio se muestra con una apariencia totalmente esplendorosa.

Sin embargo, los espectadores fueron decepcionándose cada vez más a medida que la joven iba removiendo las capas de maquillaje de su rostro asemejándose cada vez más a una chica común y corriente, sin un rostro demasiado agraciado. La chica repite el acto de desmaquillarse con tres estilos distintos.

A pesar de que no existen muchos detalles sobre la protagonista de tal escena, se puede observar la intención de desmitificar la belleza que usualmente se observa en las redes sociales, a modo de realizar una apología a la belleza interna del individuo, al demostrar lo material y superficial que puede ser la atención hacia lo “bello” hoy en día.

Si bien la joven hace un excelente trabajo como maquilladora, hay que reconocer que posee una noble visión de los fundamentos estéticos basados en un criterio menos materialista y más realista.

A pesar de que el vídeo ha sido blanco de muchas críticas, ha sido compartido por miles de personas.

Pudiera ser interpretado también como una campaña bastante creativa en contra del uso del maquillaje, teniendo en cuenta los efectos negativos que este tiene por su uso prolongado sobre la piel y tomando en consideración que muchos de estos productos son probados en animales, y que además pueden contener productos nocivos para la salud en general.

Y más allá de eso, a crear conciencia sobre la importancia de la belleza de cada mujer al natural sin necesidad de someterse a transformaciones exhaustivas para cumplir con los estereotipos.

Si bien no queda clara la intención del vídeo, parece que la decepción de quienes lo han visto es inevitable, traduciéndose esto en comentarios negativos e incluso despectivos.

Sin embargo, hay que darle el crédito a la joven por enfrentar uno de los peores miedos que la sociedad contemporánea ha creado: La aceptación y la preocupación por una “belleza” inexistente; y además mostrar su frente en alto, sintiéndose orgullosa de ser tal como es.

¿Tú qué opinas? ¡Déjanos tus comentarios y no olvides compartir!