Mientras en algunos lugares muchas mujeres se están uniendo para luchar por sus derechos y el respeto de los hombres, en otros lugares muchas mujeres está sufriendo agresiones de tipo sexual. Sin embargo, muchas de ellas han decidido no callar más y no solo se atreven a enfrentar a sus agresores sino que los denuncian y buscan evidencias del tipo de episodio que les haya tocado vivir para que sirva de ejemplo a otras chicas y evitar sufrimiento futuro.

Una chica en Costa Rica, estaba siendo acosada por un hombre y se hizo la dormida para grabar las intenciones de su agresor.

Ella se encontraba en un autobús que la llevaba de Guanacaste hasta San José, se trataba de un viaje de al menos seis horas, por lo que intentó dormir un rato. Pero pronto algo llamó su atención, la mano de un hombre proveniente del asiento ubicado detrás de ella estaba sobre su hombre ligeramente debajo de su ropa e intentando buscar su seno.

La chica en lugar de reaccionar inmediatamente, fingió seguir dormida y comenzó a grabar lo que estaba sucediendo.

La mano del hombre se movía ligeramente pero cada vez parecía estar más cerca de su pecho, finalmente y antes de que el hombre llegara a tocar uno de sus senos ella toma firmemente su mano y se voltea para reclamarle lo que estaba haciendo. La respuesta que obtuvo fue disculpa estaba dormido.

Pero deja mucho que pensar el alcance que tuvo su mano si estaba dormido en el asiento posterior.

La chica fue con el video en mano hasta el conductor y otros empleados de la línea de buses, esperaba su apoyo o que hicieran algo al respecto, lo único que le dijeron fue que intentara cambiarse de puesto. Ni los empleados, ni los otros pasajeros hicieron nada por defender a la chica que acababa de sufrir un tipo de agresión sexual.

Ser tocada por un hombre desconocido sin consentimiento puede ser considerado un tipo de abuso.

ElNueve / MundoTKM

La chica subió el video a las redes y escribió u texto acerca de lo sucedido, aseguró que le parecía increíble que ese tipo de acoso se volviera tan normal que ya nadie hace ni dice nada para evitarlo, además, pedía ayuda para identificarlo poder hacer una denuncia formal. A pesar de eso, el exjuez Bernan Salazar dice que no quedan completamente claras las circunstancias y que intentaron contactar a la chica para que hiciera la denuncia formal y nunca obtuvieron respuestas.

Comparte esta historia y levantemos la voz para que abusos de este tipo dejen de ocurrir.