La belleza es algo con lo que todos nacemos y se puede manifestar de diferentes maneras, pero la que más destaca es la belleza física. A menudo, las personas cuyos rostros y cuerpos destacan y suelen ser más bellos según los estándares con respecto a las personas promedio, logran obtener cosas más fácilmente. No porque lo usen a su favor, sino porque la imagen juega un papel importante en la humanidad.

Sin embargo, recientemente en Tailandia una joven enfermera de tan solo 26 años tuvo que renunciar a su empleo por ser considerada sexy.

La chica de nombre, Parichat ‘Pang’ Chatsri posó en lo que parece una oficina con un uniforme lila que destacada su delgada figura. Esta foto luego fue compartida en un grupo llamado Thai Nurse Lovers Association y se volvió viral. Esta foto llegó a las autoridades de la institución de salud para la que trabajaba y lo consideraron un problema.

Para los estándares Tailandeses su vestimenta la hacía lucir muy sexy.

Aunque debemos admitir que la chica luce muy bien y está más cerca de parecer una modelo que una enfermera, su uniforme y su belleza en el mundo occidental no deberían representar ningún problema.

Sus jefes la consideraron como inapropiada y que su imagen representaba una falta de respeto para la institución.

Lo que para algunos sería una ventaja para esta chica se convirtió en un problema, incluso llegaron a decir que Pang, representaba una vergüenza para su profesión, lo que parece ser un calificativo bastante discriminador. Sin embargo, ella asumió con naturalidad su “error” y admitió que no debió vestirse de esa manera.

“No quiero problemas, sucedió y acepté mi responsabilidad aún tengo mucho que aprender”, fueron algunas de sus palabras.

Ella dijo que intentó explicar y defenderse ante la institución pero le dijeron que ellos valoran mucho su imagen y que son muy respetados. Ella entendió sus razones y decidió irse para evitar más problemas para ni para el hospital ni para su profesión.

“Deseo pedir disculpas al Consejo de Enfermería y Partería de Tailandia y al hospital, no quiero que el público juzgue a todas las enfermeras por mi imagen”.

DailyMail / TheSun

Para nosotros esto es algo difícil de entender, pero se trata de una cultura diferente en la cual el pensamiento y la aceptación de ciertas cosas y comportamientos es diferente al nuestro. Sin embargo, por encima de su imagen debería considerarse si la chica realmente es profesional con los pacientes y aplica los conocimientos necesarios para que los mismos puedan ser atendidos de la manera que se merecen como seres humanos.

Comparte la historia de Pang y cuéntanos tu opinión sobre su polémico caso.