Afortunadamente cada vez más víctimas se atreven a denunciar el acoso sexual, esto contribuye a luchar por prevenir este tipo de actos, acabar con la impunidad, y disminuir los riesgos que implican que un agresor esté en libertad.

Las  personas que sufren este tipo de abuso o acoso, tienden a sentirse menospreciadas y usadas, no es para menos, ya que se ven obligadas a vivir experiencias traumáticas en las que son violados sus derechos.

Lamentablemente, eso fue lo que vivió una estudiante por parte de un profesor de su universidad, aprovechando su posición de poder.

Lizeth Lorena Sanabria, es una estudiante de la Universidad de Colombia, que estaba sufriendo de acoso sexual de parte de su profesor, Freddy Alberto Monroy, quien es director de la Maestría de Enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales, y quien a su vez le servía como tutor de tesis.

Desde un primer instante, el profesor Monroy, se comportó de manera cordial con la estudiante, generando confianza en ella, ofreciendo sus asesorías académicas.

Él es muy hábil, se gana la confianza de las personas mostrando interés con el tiempo que le dedica a tu trabajo y a tus intereses académicos”, expresó Lizeth.

El primer acoso ocurrió en uno de los laboratorios situados en la universidad, el profesor Freddy, ofreció mostrarle un experimento con láser que él había elaborado. Lizeth, en busca de aprendizaje, asistió, pero en medio de la visita al laboratorio, el profesor la llevó contra una pared, donde empezó a tocarle la cintura y los senos.

La estudiante sorprendida, mostró rechazo en todo momento, logrando separarlo de ella, aclarándole que no tendría ningún tipo de relación con él en ningún momento. A pesar del rechazo, el profesor Freddy Monroy continúo el abuso, volviendo a tocarle los senos. El docente le pidió a Lizeth que se calmara, que podían llegar a un acuerdo, donde él la ayudaría con su tesis, pero ella debía portase bien y hacer lo que él le pidiera, abusando de su poder.

Pese a mi rechazo, me pidió que le diera un beso, refiriendo que no me preocupara porque no me metería la lengua… Obviamente, en algún momento me dijo: Por qué no vamos a un sitio más privado”, expresó Lizeth.

Después de lo sucedido, Sanabria, emitió una carta al docente expresándole su deseo por cambiar de tutor en su tesis, la cual fue respondida por él aceptando la renuncia como su tutor.

Poco tiempo después de lo ocurrido, Lizeth, recibió un mensaje por la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp, de otra estudiante de la universidad, diciendo que ella también había sido víctima de los acosos por parte del docente.

Esto motivó a Lizeth a querer hacer algo sobre el asunto, quien desde el primer momento de lo sucedido, cayó en depresión y hasta llegó a pensar en abandonar sus estudios.

Decidida a culminar con los abusos del profesor, grabó un vídeo como muestra del acoso al cual el docente estaba sometiendo a sus estudiantes. Le pidió a Monroy que continuaran con sus reuniones como tutor de tesis, con el objetivo de concretar una cita y poder obtener pruebas.

La reunión se dio en la oficina del profesor Monroy, donde desde un principio solo se dedicaron a revisar las fechas de adición y cancelación del trabajo de Lizeth, pero después el profesor intento acosarla de nuevo. En el metraje, se observa cómo el docente intenta besarla en varias ocasiones, a pesar del rechazo de la estudiante, y a su vez la sujeta de su cintura y toca su trasero.

Era la única forma de conseguir evidencia. Cuando iba camino a la reunión estaba llorando, pensando que no lo podía hacer, pero me decidí a hacerlo. Dije: Que pase lo que tenga que pasar y voy a tomar la evidencia”, comentó Lizeth Sanabria.

La estudiante, denunció al profesor Freddy Alberto Monroy, por acoso sexual ante la Fiscalía, a su vez, dio a conocer sobre el proceso a la Universidad de Colombia, en la que el profesor ejercía. Lizeth, declara que el profesor abusaba de su posición dominante para hacer sentir inferiores a sus estudiantes, que por ser vulnerables a veces tendían a creer que debían ceder su moral y dignidad a cambio de sus ayudas académicas.

Freddy Monroy, después de haber salido a la luz el vídeo, aseguró que daría declaraciones sobre el vídeo expuesto, pero la junta directiva de la universidad le prohibió realizar cualquier tipo de comentario.

Lizeth Sanabria / Universidad Nacional de Colombia

Puedes ver el inaceptable acoso que sufrió la estudiante, a continuación:

Afortunadamente, esta chica tuvo la valentía de exponer a este agresor y así detenerlo de cualquier abuso que hubiese querido cometer con otra estudiante.

¡Comparte esta noticia en tus redes sociales y denuncia cualquier situación de acoso!