Hay actos injustificables e incompresibles que son cometidos por quienes menos imaginamos, así es el caso de Sidney Woytasczyk, una madre de 21 años que reside en Houston, Texas; esta mujer abandonó a su hija recién nacida a la intemperie sin importar a los riesgos que la expondría.La bebé, hija de Woytasczyk, fue encontrada entre varios arbustos cercanos a un complejo residencial de Bridges of Cypress Creek por un vecino de la zona que llamó inmediatamente a las autoridades.

La pequeña contaba solo con seis horas de haber nacido, estaba cubierta de sangre y de hormigas desde los pies hasta la cabeza y ahora la criatura presenta graves picaduras producida por los insectos que disponían comerse a la bebé mientras estaba desprotegida.

Al hacer el hallazgo, la policía empezó su investigación para dar con el paradero de la madre de la pequeña, lograron dar con la mujer e inmediatamente procedieron a arrestarla.

Se trataba de Sidney Woytasczyk, quien confesó ser la madre de la bebé y que, después haberla abandonado en su jardín, entró nuevamente a su casa para tomar una siesta.

En las declaraciones, Sidney dijo que estaba asustada, que no sabía que estaba embarazada y que no quería que su novio supiera. Armando Tello, el asistente del sheriff, fue quien dio a conocer esta parte de la historia y ahora investigan al novio de Sidney y posible padre de la bebé, Deandree Marquee Skiller, para determinar su participación en el abandono de la menor.

El día siguiente, la mujer compareció en la corte enfrentando el cargo de abandono de un menor, un grave delito que haría que Woytasczyk pase hasta 20 años en prisión.

Mientras el hombre aseguró que no tenía idea sobre el embarazo de su novia y por ende no está vinculado de ninguna forma al delito.

En la corte, la investigadora Kimberly Thomas también acusó a Sidney de no seguir el procedimiento para entregar a un menor sin poner su vida en peligro. La oficial señaló que Woystasczyk “fue acusada de abandono de menor, un delito de segundo grado, debido a que dejó a la bebé afuera de su residencia después de dar a luz”.

Ahora, la bebé se encuentra en el hospital con una severa infección causada por el contacto prematuro con la intemperie y las mordidas de las hormigas.

Este caso ha sido de gran importancia para la División de Abuso de Menores del condado Harris y están a la espera de que se haga justicia ante el terrible hecho.

Además, la División invita a todas las mujeres a que lean la Ley de Moisés que funciona en el estado de Texas.

Daily Mail / The Sun

Dicha Ley permite que los bebés menores de 60 días se dejen en lugares seguros como centros médicos o estaciones de bomberos librando de cargos legales a sus padres y así evitan este tipo de abandono.

Esperamos que esta mujer tome conciencia de sus actos y caiga todo el peso de la ley sobre ella. ¡Comparte esta noticia con tus amigos!