Esta noticia ha conmocionado a miles de personas, “una vida se fue y otra llegó, un verdadero milagro”, dijo Emilce Iramaín, oficial de la policía de Buenas Aires, Argentina mientras relató el suceso.

Emilce presenció cómo un camión atropelló a una mujer embarazada que cruzaba la calle, se acercó de inmediato mientras su compañero interrumpía el tráfico para ayudar.

De inmediato notó que los pantalones de la mujer “se movían”, la mujer estaba dando a luz a una niña que lloraba con desespero luchando por sobrevivir.

La oficial de policía pidió un gritando un cuchillo y rompió el pantalón de la joven para que la bebé pudiera salir, llegó la ambulancia y trasladaron a la pequeña al hospital, ya no lloraba ni se movía, pero tenía signos vitales.

“Pedí una ambulancia urgente, pedí que por favor vinieran lo más rápido posible. No sé cómo hice, saqué fuerza de no sé dónde. Voy a una carnicería y me hace mal, pero ahí no podía dejar de actuar. Y entonces empecé a sacar a la bebé”, dijo Emilce conmovida.

Se pudo conocer que la mujer embarazada identificada como Yamila Sasha de 28 años, estaba embarazada de siete meses, vivía en la calle desde hace cinco años y padecía trastornos psiquiátricos y para el momento del trágico accidente estaba limpiando los vidrios de un auto, era lo que hacía para buscar dinero. Una hermana de su padre vio la noticia del accidente en los medios de comunicación y la identificó.

El impacto que recibió la víctima del atropello le indujo el parto, ella falleció en el acto, pero su pequeña sí logró sobrevivir al terrible suceso ante el asombro de los testigos.

“Después de cumplir con todo el protocolo, pedí ver a la bebé en el hospital. No pude acercarme demasiado, pero sí me dijeron que estaba en excelentes condiciones, que pesó 2.180 kilogramos y no tenía ni un rasguño. La veía y lloraba, no podía parar”, relató la oficial de policía.

La recién nacida presenta dificultades respiratorias pero su pronóstico es alentador, es admirable la labor de la oficial de policía que actuó de inmediato para salvarla.

Agregó que pidió que la llamaran “Milagros”, porque eso era lo que representaba esa bebé.

El conductor del camión está bajo custodia policial, los resultados de los exámenes de alcoholemia descartan que hubiera ingerido bebidas alcohólicas en las últimas horas.

Las cámaras de seguridad del lugar del accidente revelaron que la mujer cruzó de manera inadecuada y el conductor no notó su presencia a tiempo para reaccionar.

En esta tragedia se hizo presente el milagro de la vida con el nacimiento de la pequeña valiente que se aferró a vivir. Compártelo.