En Venezuela sufren una crisis humanitaria sin precedentes, miles de venezolanos se ven obligados a emigrar incluso en las más precarias condiciones con una mochila en su espalda comienzan a caminar kilómetros y kilómetros hasta llegar a un lugar que les ofrezca la oportunidad de sobrevivir al hambre y la inseguridad que azota su país. Generalmente por tierra viajan a Colombia, Brasil, Perú, Chile y Uruguay.

Según las estadísticas seis mil venezolanos llegan diariamente caminando a la frontera de Colombia, organizaciones benéficas han tenido que instalar campamentos para ayudar a los ciudadanos a suplir sus necesidades básicas mientras las autoridades colombianas intentan encontrar una solución al problema migratorio causado por la diáspora venezolana.

Más de un tercio de la población de Venezuela, aproximadamente 4 millones de personas, han emigrado a otros países huyendo de la hiperinflación, la inseguridad y la escasez de alimentos y medicinas en los últimos años.

Recientemente se difundió en los medios de comunicación la historia de una madre venezolana que abandonó a su bebé de cuatro días de nacida con una desgarradora nota en Cúcuta, una ciudad fronteriza de Colombia.

El llanto de la menor alertó a los vecinos quienes se acercaron para ayudarla y advertir a las autoridades. A los pies de la niña se podía leer en la nota escrita por su madre: “Soy venezolana y no tengo cómo mantenerla. Tiene 4 días de nacida y se llama Ángela. Atte Catalina”.

La bebé estaba envuelta en una manta con la nota a sus pies escrita en una hoja rasgada y arrugada de un cuaderno infantil.

Cuando llegaron las autoridades trasladaron a la menor a un hospital donde comprobaron que afortunadamente estaba en buen estado de salud.

Los médicos aseguraron que el parto fue atendido por profesionales. “Hemos podido establecer que el parto fue atendido por médicos, no fue un parto que se produjo en la calle”, declaró Amaury Aguilera López, mayor de la Policía Metropolitana de Cúcuta.

Actualmente Ángela está bajo la custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, una organización del estado que protege a los menores más vulnerables que necesitan un hogar.

Policía rescató a bebé que fue abandonada en CúcutaLa menor fue hallada con una nota que decía su nombre y pedía ayuda.“Soy venezolana y no tengo como mantenerla. Tiene cuatro días de nacida y se llama Ángela. Atentamente, Catalina”. Con este escueto mensaje sobre una hoja de papel doblada, la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) encontró en las últimas horas a una recién nacida, proveniente del vecino país, que fue dejada en el barrio Popular de la capital nortesantandereana, en estado de abandono.Soy venezolana y no tengo como mantenerla. Tiene cuatro días de nacida y se llama Ángela. Atentamente, CatalinaLa menor está siendo atendida en la clínica San José, a donde fue remitida por los uniformados. Por fortuna, su pronóstico es favorable.“Estamos verificando los partos de hace cinco días con el fin de establecer la fecha y el lugar de nacimiento. La niña está bajo custodia de la Policía de Infancia y Adolescencia”, precisó el coronel Javier Barrera, comandante de la MecucLa menor está siendo atendida en la clínica San José, a donde fue remitida por los uniformados. Por fortuna, su pronóstico es favorable.“Estamos verificando los partos de hace cinco días con el fin de establecer la fecha y el lugar de nacimiento. La niña está bajo custodia de la Policía de Infancia y Adolescencia”, precisó el coronel Javier Barrera, comandante de la MecucAsimismo, la institución trata de identificar a la madre de esta bebé, quien podría estar enfrentado delitos por abandono a menor de edad.Debido a la crisis social que atraviesa el vecino país, muchas mujeres venezolanas han optado por atender sus partos en los centros asistenciales de la zona de frontera. En el Hospital Universitario Erasmo Meoz se calcula que en los últimos dos años, más de 100 mujeres extranjeras han dado a luz en sus instalaciones.

Publicada por Valle Al Instante-1 en Sábado, 2 de junio de 2018

Karen Abudinen Abuchaib es la directora de la institución e informó que a la bebé le asignaron una madre sustituta que se encargará de ella las 24 horas del día para que pueda recibir los cuidados y el amor que necesita para su óptimo desarrollo.

De acuerdo con la información suministrada por Javier Barrera, comandante de la Policía de Cúcuta, es la primera vez que un venezolano abandona a un menor en un lugar público, pero hay aproximadamente 11 niños venezolanos que han sido dejados por sus padres en instancias de los servicios sociales alegando que no tienen cómo mantenerlos.

Las autoridades policiales revisan las cámaras de seguridad en la zona del hallazgo de la bebé para ver el momento en el que fue abandonada. Además, investigan si la niña nació en Colombia.

La madre podría enfrentar cargos judiciales tras ser acusada por abandono del menor.

Esta lamentable noticia es una muestra de la grave crisis que sufre el país caribeño y que ha afectado a los ciudadanos de todas las clases sociales.

EC / TN

Esperamos que la pequeña Ángela logre salir adelante y crecer rodeada del amor y bienestar que merece. Compártelo.