En Pakistán, el matrimonio infantil es una práctica muy común a pesar de que infringe la Ley de limitación del matrimonio precoz de 1929 que establece que el matrimonio es legal desde los 18 años para varones y desde los 16 años para mujeres.

Cuando el casamiento se produce en condiciones que incumplen la legislación es un delito castigado con una multa y penas de cárcel.

La historia de Pathani Mangrio es estremecedora, afortunadamente las autoridades de Pakistán lograron rescatarla de la pesadilla que estaba viviendo.

Ella había sido vendida por su madre a un hombre de 50 años para que se convirtiera en su esposa, los agentes de la policía allanaron la casa de quien actuaba como intermediario del trato antes de firmar el acuerdo, además arrestaron a once personas involucradas en el hecho.

En Sindh, al sudeste de Pakistán el pasado 19 de diciembre, la policía recibió la denuncia de que una niña menor de 16 años estaba a punto de contraer matrimonio con un hombre de 50.

El “novio” contactó a la familia de la menor y les ofreció la suma de 7.200 dólares si aceptaban entregarle a su hija para casarse con ella. Los padres aceptaron la propuesta alegando que su situación económica era muy precaria.

El papá de la menor era discapacitado, la familia estaba pagando un préstamo de 4.500 dólares. Masmat Nabiat, madre de la niña, declaró ante los medios de comunicación:

“Ni mi marido ni yo queríamos hacerle esta injusticia a nuestra hija, pero no teníamos otra opción”.

La Policía registró el caso de Pathani bajo la Ley de Restricción de Matrimonios Infantiles de Sindh, así que las personas implicadas recibieron la orden de comparecer ante un tribunal el pasado miércoles.

La corte decidió que la menor debía permanecer bajo la custodia de su abuelo y las once personas involucradas en el hecho serán ingresadas en prisión hasta concluir la investigación del caso.

Jeetmal Mehar, quien contraería matrimonio con Pathani, huyó de la policía y esperan capturarlo. Cuando allanaron la residencia de su socio no se encontraba y logró escapar.

Gulzar Mari, uno de los policías que investiga el caso aseguró: “El 19 de diciembre, alrededor de las 11:00 am recibimos la denuncia de que una menor se casaría con un hombre de 50 años.

Tomamos medidas de inmediato y allanamos la casa de Muhammad Mehar, quien era intermediario de este matrimonio y había recibido dinero de parte del novio y de los padres de la menor.

“Mi esposo está enfermo y para pagar su tratamiento médico pedimos préstamos a personas influyentes. Él no puede caminar, por eso no estuvo presente en la ceremonia del matrimonio de nuestra hija Nikah.

Debido a nuestras condiciones económicas, no podemos pagar el préstamo, las personas a quienes le debíamos comenzaron a presionarnos para recuperar su dinero proponiendo que vendiéramos nuestra casa.

Así fue como Muhammad Mehar nos contactó y nos ofreció 7.200 dólares si el hombre de 50 años se casaba con nuestra hija.

El novio nos dijo que se haría cargo de todos los gastos del matrimonio.

El matrimonio se realizó a cargo de Qazi Haji Solangi quien declaró que “No sabía que la niña tenía solo 10 años porque no pregunté las edades de los novios, solamente sus nombres y el de sus padres.

Daily Mail

Es lamentable que los derechos de muchas niñas sean violados de esta forma tan atroz, son utilizadas como objetos sin pensar en el dolor y el sufrimiento que representa para una menor tener que lidiar con las consecuencias de casarse de manera forzada.

Atentan contra sus derechos primarios, contra su autoestima, contra su integridad, y su vida. De acuerdo a las estadísticas de UNICEF, el tres por ciento de las niñas en Pakistán se casan antes de cumplir 15 años y el 21 por ciento antes de los 18 años.

Las principales causas de la práctica del matrimonio infantil ilegal en esta región es el alto nivel de pobreza, las graves deficiencias del sistema educativo y de la cultura.

No te vayas sin compartir esta estremecedora noticia y condenar este acto de maltrato infantil.