Un grupo de médicos de Israel han realizado un procedimiento quirúrgico muy extraño y complejo para lograr que una paciente identificada como Tzipi Balili recuperara la vista.

Ella quedó ciega tras sufrir una enfermedad en su córnea y finalmente pudo ver de nuevo gracias a la cirugía a la que fue sometida en el Centro Médico Rabin, en el procedimiento los médicos implantaron en su ojo un fragmento de una pieza dental suya.

Para realizar esta hazaña los médicos tuvieron el apoyo de oftalmólogos y cirujanos maxilofaciales de Suiza.

La paciente estuvo dispuesta a aceptar la oferta de probar un método innovador de trasplante y depositó su confianza en los médicos.

Inicialmente le extrajeron un diente con la raíz para transformarlo en una lámina que fuera del mismo tamaño que su ojo, después lo perforaron con un agujero de un diámetro de 2 milímetros e insertaron en él una córnea artificial.

La córnea fue implantada en la mejilla de la paciente donde estuvo debajo de su piel durante tres meses para lograr que el organismo construyera nuevos vasos sanguíneos y evitar que se produjera un rechazo del trasplante.

Durante la segunda etapa del procedimiento extrajeron la lámina de su mejilla y la trasplantaron en la córnea del ojo después de ser limpiada. La compleja intervención quirúrgica se diseñó para aquellos pacientes que han perdido la visión a causa de graves afecciones de la córnea y que no pueden recibir trasplantes de donantes.

El oftalmólogo israelí Eitan Livni, explicó los detalles de la operación que le devolvió la vista a su paciente y se convirtió en pionera de un innovador tratamiento que es aplicado por primera vez. Esperamos que esté al alcance de todos los que lo necesiten en cualquier parte del mundo.

Metro

Afortunadamente los resultados fueron favorables y la noticia se ha convertido en una esperanza para muchas personas alrededor del mundo que sueñan con volver a ver. Compártela.