Su nombre es Adul Sam-On, tiene 14 años y fue el primero en reaccionar cuando un grupo de buzos localizó el lugar donde se encontraba atrapado junto a sus 11 compañeros y su entrenador en la cueva de Tham Luang en Tailandia.

Él actuó como intérprete entre sus compañeros y el equipo de rescatistas y ahora lo reconocen como héroe.

Adul fue un niño refugiado desde que tenía seis años y era el único del grupo que podía comunicarse en inglés, gracias a eso transmitió los mensajes a los rescatistas para que pudieran encontrar las soluciones más efectivas para ayudarlos.

El pasado 23 de junio los pequeños y su monitor de fútbol se quedaron atrapados en la cueva que tiene una extensión de 10 kilómetros de largo, pero el acceso se bloqueó por las fuertes inundaciones que produjo la lluvia monzónica.

Esto hizo que el operativo de rescate fuera realmente complicado, aunque finalmente tras varias etapas lograron sacarlos a todos.

En el proceso Adul tuvo un papel muy importante, se comunicó con los rescatistas y fue intérprete. Cuando él tenía 6 años huyó al otro lado de la frontera con Myanmar en Birmania, sus padres lo dejaron en una bicicleta alegando que así tendría la esperanza de un futuro mejor.

El director del colegio donde Adul estudia, Punnawit Thepsurin, dijo que: “Los niños apátridas tienen una chispa que los hace querer superarse a sí mismos. Adul es uno de los mejores”.

Niños Tailandia

MENORES ATRAPADOS EN CUEVA DE TAILANDIA DEBERÁN BUCEAR PARA SER RESCATADOS Doce menores que fueron encontrados con vida junto a su entrenador de futbol en una cueva inundada de Tailandia, luego de permanecer desaparecidos nueve días, tendrán que aprender a nadar y bucear para ser rescatados.

Publicada por Noticias Digital con Luis Cárdenas en Miércoles, 4 de julio de 2018

Recibió un reconocimiento por la labor que hizo, igual que su entrenador Ekapol Chantawong, de 25 años que fue homenajeado por ayudar a los niños a mantener la calma.

newsner

No todos los héroes tienen capa, compartamos un mensaje de admiración con los que hicieron posible el grandioso rescate.