Aunque para muchos pueda parecer difícil de creer, la compra y venta de personas sigue siendo algo que se realiza en la actualidad; en África la venta de personas es una moneda corriente para todos y se ha vuelto inclusive mucho peor desde el derrocamiento de Gaddafi.

En Libia existen mercados modernos de esclavos que se especializan en vender y comprar abiertamente inmigrantes de África Occidental, esto se conoce por medio de testimonios contados de primera mano por muchos esclavos que fueron rescatados y devueltos a sus hogares gracias a agencias de la ONU.

Anteriormente se habían recibido denuncias del trabajo de esclavos, de la extorsión y de la violencia en las personas tratadas en Libia, pero recientemente este delito se ha vuelto tan común que las personas realizan estas ventas en público en mercados de trata de personas.

Mohammed Abdiker, jefe de operaciones y emergencias de la OIM (La Organización Internacional para las Migraciones), habló con respecto a esta situación.

La situación es terrible. Cuanto más se involucra la OIM en Libia, más nos enteramos de que es un valle de lágrimas para todos los migrantes”.

Se obtuvo el testimonio de un sobreviviente de 34 años de Senegal quien contó cómo, después de cruzar el desierto desde Níger en un autobús organizado por contrabandistas de personas, fue llevado a un lugar polvoriento en la ciudad de Sabha, al sur de Libia.

Originalmente esta persona había pagado para ser llevado a la costa, donde planeaba realizar un viaje en barco a Europa, pero repentinamente el plan cambió cuando el conductor del autobús dijo que las tarifas no habían sido pagadas y fue llevado a un mercado de compra y venta de personas.

Esta situación es muy común y para ellos es “la mejor manera de traficar personas provenientes de este país para ser tratados como esclavos”, muchos intentan emigrar del país y terminan siendo confundidos y atacados por estas organizaciones de contrabandistas.

Los testimonios contados por sobrevivientes de esta situación son aterradores, cuentan cómo son tratados y llevados a estas cárceles improvisadas hasta esperar ser comprados por el mejor postor.

En muchos casos, los traficantes se ponen en contacto con las familias de los capturados para pedirles rescates de dinero y, conforme el tiempo avance, el dinero del rescate irá incrementando; además las personas capturadas reciben todo tipo de agresiones.

Dado el caso de que el dinero del rescate nunca llegue, los sobrevivientes cuentan que para estos menos afortunados las cosas se ponen peores pues son alejados del grupo y asesinados.

Los más afortunados son quienes logran escapar de estas organizaciones y cuentan sus horribles experiencias, muchos huyen de Libia.

Está muy claro que se ven a sí mismos como esclavos”, dijo Giuseppe Loprete, jefe de misión en IOM Níger.

The Guardian / CNN / BBC

Pero para muchos esto no acaba aquí, pues esta organización de delincuentes suele ser muy inteligente, pues además de comprar y vender personas también se han hecho pasar por organizaciones de ayuda para ponerse en contacto con personas que lograron escapar de sus redes para llevarlos de nuevo con ellos.

Debido a la gravedad de este asunto, organizaciones con la OIM trabajan para difundir a través de África occidental los horrores del viaje a través de las historias personales de quienes regresan.

Sé la voz de todas estas personas y difunde esta información con tus amigos.