Para los padres, la salud y el bienestar de los bebés es lo más importante, no escatimarán en luchar cada día para ver crecer a sus hijos sanos y felices. Cuando una familia recibe a un bebé con problemas de salud se empaña un poco la alegría de su bienvenida, pero surge una fuerza indescriptible para hacer todo lo posible para superar la enfermedad.

Victoria Silvestri tenía 27 años cuando dio a luz a su bebé, tuvo que hacerlo sola debido a que su esposo no se encontraba en la ciudad. Después, cuando su bebé tenía tres meses, la joven madre descubrió que no se encontraba bien de salud.

Tristemente, el pequeñito de tres meses sufría de una enfermedad que cubrió sus mejillas, labios, mentón y cuello de unos tumores llenos de líquido, el pequeño Gavin Silvestri sufría de higroma quístico.

A los tres meses de su nacimiento, Gavin empezó a padecer de este mal por lo que tuvo que ser trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos en Nicklaus Children’s Hospital, en Florida, donde ha permanecido durante sus cortos meses de vida.

Debido a los grandes tumores ubicados alrededor del rostro y cuello, Gavin tiene problemas respiratorios por lo que debe usar un dispositivo en su tráquea que lo ayude a respirar; debido a este dispositivo, el bebé Gavin no puede emitir ningún sonido, ni siquiera llorar.

La Sra. Silvestri descubrió el problema médico de su hijo en un estudio que se le realizó cuando tenía 18 semanas de embarazo.

Mientras estaba en el parto había alrededor de 30 médicos y enfermeras en la sala. Me sentí como si estuviera en un episodio de Grey’s Anatomy”, dijo la madre del niño.

La agradecida madre no pudo estar más feliz al momento del nacimiento de su bebé, pues estaba bien a pesar de que el embarazo era de alto riesgo.

Cuando lo vi, no me sorprendió. Me había preparado desde el momento en que descubrí que Gavin tenía esta condición”, cuenta. “Todo lo que vi fue a mi bebé”.

La madre de Gavin anhela escuchar el llanto de su pequeño. Con apenas pocos meses de nacido, el bebito ha tenido que recibir varios tratamientos para mejorar su salud, incluso ha tenido que someterse a una cirugía de 7 horas para eliminar el tejido muerto de su rostro.

Para ser tan pequeñito, ha tenido que sufrir mucho y soportar muchísimos tratamientos médicos. Pero, para fortuna de esta familia y a pesar de que falta aún un período largo para que Gavin se encuentre completamente en forma y con buena salud, posiblemente el próximo mes puede ser dado de alta para ir al fin a casa.

Afortunadamente, el pequeño ha recibido toda la atención que necesita. Es un tratamiento lento; sin embargo, está dando resultados. El personal del centro médico hace todo su trabajo para que el pequeño sane y mientras mejora, ellos realizan otros procedimientos que ayudan a su recuperación.

Por su parte, sus padres no ven la hora de llevarlo a casa.

No puedo esperar, me voy a casa por unas horas cada cierto tiempo y entro a su habitación y no puedo esperar a que él esté allí”, dijo la Sra Silvestri, quien espera la pronta recuperación de su bebé.

Daily Mail / swns

No todos tienen un camino fácil que recorrer en la vida. A algunos les toca enfrentar adversidades desde muy jóvenes, pero lo importante es nunca rendirse y seguir luchando hasta el final.

Confiamos en que este guerrero pronto estará sano, comparte su historia.