El pasado jueves, una polémica agresión a un hombre de color al interior de uno de los trenes de la compañía Renfe, en Madrid, España, ha causado conmoción en las redes.

El tren de cercanías de Madrid se dirigía a Cercedilla y los agentes fueron directamente contra el hombre de color porque aparentemente estaría osbtaculizando el paso por un patinete que llevaba.

Sin más fueron contra él para pedirle el billete del tren. Aunque los agentes no son la autoridad competente para hacerlo, y en su lugar lo debe hacer el revisor del tren, son los responsables de salvaguardar la seguridad, por lo que cualquier ciudadano si se le pide un billete, debe enseñarlo.

Sn embargo, el pasajero se niega a mostrárselo porque piensa que están abusando de su autoridad y no está dispuesto a mostrarlo.

Los guardas de seguridad, por su parte, ante la negativa del joven, tiraron de la palanca de emergencia para detener el tren. Lo que lógicamente causó malestar entre los pasajeros. Mientras una señora le increpa al joven y le dice que si él ha pagado no debería tener miedo a nada.

Uno de los vigilantes agrega: “Soy autoridad en Renfe, a pesar de ser de seguridad. Así que ahora acompáñeme fuera, por las buenas o por las malas. Como quiera”.

Y empiezan a agredirlo dentro del tren, ante la indignación de algunos pasajeros, y la impavidez de otros que no hacían nada por impedirlo.

Algunos viajeros increpan a los agentes por la agresión: “No tienes derecho a tocar al chaval”, les dicen, y piden la presencia de un revisor. 

El joven negro no duda en ejercer sus derechos y se muestra indignado ante el abuso:

“Usted no debería haberme enganchado así. No se exceda de su trabajo y llame al revisor”.

Mientras el guarda de seguridad no duda en responderle:

“El que se está excediendo eres tú por haber detenido un tren con 300 personas por tu puta cabezonería”.

El joven de color procede a sacar lo que parece ser un carnet de vigilante para decirles que sabe perfectamente cuáles son sus funciones. En ese momento, uno de los guardas comienza a gritarle que “es una puta mierda como compañero”.

Algunos permanecen indignados y les dicen: “¡Basta Ya! Qué mierda sois!”

El incidente llega a su culmen cuando el joven decide enseñar el billete no sin antes decir que no se va a bajar porque no ha hecho nada malo. A lo que los guardas le responden que no puden comprobarlo, porque encima no traen el aparato que permite verificar el billete.

Finalmente, el chico es sacado a la fuerza y reducido por los agentes, pero esta vez se suman algunos vigilantes más y tras recibir violentas patadas, los usuarios del tren no pueden dejar de increparlos:

“¡Ocho contra uno, es un humano!”.

Fue en ese momento en que los amenzan diciéndoles que lo han grabado todo, pero un agente insiste en que el agresivo no ha sido él. Quien lo graba le aclara que ellos le han agredido pimero y que el joven sólo estaba reclamando sus derechos, y el guarda le responde irónicamente: ¿Derechos, qué derechos?

Facebook / Diario.es

Al final, lo soltaron parcialmente por la llegada de un Policía vestido de paisano que se acercaba a interesarse por lo que estaba allí ocurriendo.

Youssef Ouled, de SOS Racismo Madrid, ha pedido responsabilidades a través de una denuncia “por lo que ha sido una agresión racista y un abuso de poder”. Después de más de diez minutos, el joven acaba llorando en un banco de la estación.

Sin embargo, muchos testigos han insistido en que “nada de esto hubiera sucedido si el joven hubiera enseñado su billete, sea negro, blanco, o lo que fuera”.

Vigilantes de Renfe agreden a un viajero negro porque se negó a enseñar el billete

Agredido, insultado y expulsado del tren. Es la respuesta de los vigilantes de Rente a un pasajero negro que se negó a enseñarles el billete. Solo se lo pidieron a él. Y lo llevaba encima. https://www.eldiario.es/politica/agredido-vigilantes-seguridad-Renfe-ensenarles_0_823818657.html

Publicada por eldiario.es en Viernes, 12 de octubre de 2018

¿Qué opinas de este polémico incidente? Déjanoslo saber y compártelo en tus redes