El caso de la pequeña de 3 años de edad, adoptada en la India, identificada como Sherin Mathews, ha mantenido a las autoridades en vilo. Sin embargo, por falta de pruebas, la alerta ámber ha sido levantada y su madre está sumida en la angustia hasta que no aparezca la menor.

Se trata de uno de los casos más atroces de negligencia y crueldad por parte de su padre. El hombre de 37 años de edad, Wesley Mathews, había dejado a la niña fuera de la casa, este sábado a las 3 de la mañana para disciplinarla por no haber querido tomarse la leche, según lo declaró a la policía.

Según relató a las autoridades, el hombre le dijo a la niña que permaneciera cerca de un árbol que está en un callejón detrás de la vivienda familiar, ubicada en el 900 de Sunningdale en Richardson, ciudad localizada a 14 millas al noreste de Dallas. Tan solo 15 minutos más tarde, cuando el irresponsable padre fue a ver cómo estaba, ya no la encontró.

Además, Mathews reconoció que sabía que habían coyotes en la zona donde quedó la niña. Sin embargo, según la Humane Society, los ataques de coyotes son “muy extraños”, e indican que es más probable morir por una pelota de golf errante que ser mordido por uno de estos animales. En Canadá y Estados Unidos solo se han reportados dos muertes de personas a causa de coyotes.

El padre de la menor fue arrestado y enfrenta cargos por abandonar y poner en peligro a la infante.

Reportes de ABC KVUE indican que la policía no fue alertada de la desaparición de la menor hasta cinco horas después.

El Departamento de Policía de Richardson había publicado en su página de Facebook:

We are currently looking for a 3-year-old child. Sherin Mathews was last seen by her father outside the family’s…

Publié par Richardson Police Department sur samedi 7 octobre 2017

“Estamos buscando a una niña de 3 años de edad. Sherin Mathews fue vista por última vez por su padre fuera del patio trasero de la familia en el 900 de Sunningdale. Ella es de aproximadamente 3 pies de alto y pesa alrededor de 22 libras. Tiene problemas de desarrollo y tiene habilidades limitadas de comunicación verbal. La última vez se la vio con un top de color rosa, pantalones de pijama negro y sandalias rosa. Si alguien tiene alguna información sobre su paradero, se les pide que nos contacten al 972-744-4800”.

Después de una investigación exhaustiva los resultados han sido muy desalentadores, han pasado las horas y al no tener las autoridades noticias de la pequeña, emitieron una alerta Amber, que posteriormente fue retirada por falta de pistas concretas.

“No teníamos información específica como un sospechoso o datos de un auto” requeridos para mantener la notificación activa”.

El padre de la niña salió en libertad poco después de la medianoche bajo una fianza equivalente a $250.000, después de su detención del fin de semana.

El lunes en la mañana, otra hija de la familia, de 4 años, fue puesta bajo custodia de la agencia de protección al menor, cuyo vocero declaró que no habían tenido notificaciones previas de incidentes con las menores de la familia.

Daily Mail / Univisión

La policía decomisó tres autos, teléfonos celulares y una computadora portátil del hogar.

Parece increíble que un padre de familia, preso de la impaciencia llegue a imponer semejante castigo a una niña tan pequeña, sometiéndola a una crítica situación de peligro y provocando deliberadamente su desaparición. Muchos se preguntan dónde estaba y qué hacía la madre en ese momento. ¿Por qué castigar a una menor de ese modo y a esa hora de la madrugada? Y más negligentes aún las autoridades que levantan una alerta, dando por casi perdido el caso.

Esperemos que las autoridades no cesen en las investigaciones. Comparte esta noticia para que se haga justicia con la pequeña Sherin.