La mayoría de nosotros hemos pasado por momentos realmente vergonzosos, lo único que deseamos en esos segundos es que la tierra nos trague y nos desaparezca rápidamente, sin embargo,eso es imposible. Lo que sí podemos hacer es poner nuestra frente en alto y esperar que ocurra lo mejor.

Yulia Rybakova, es una modelo rusa de talla grande, era de una de las artistas que desfilaría en la importante alfombra roja del Festival de Cannes, una de las citas más prestigiosas del mundo cinematográfico a nivel mundial.

Rybakova desfilaría en la proyección de la cinta libanesa Capharnaüm y decidió hacer su aparición en un hermoso vestido rojo, ignorando los consejos que siempre existen en la etiqueta de estos desfiles. Los expertos aconsejan no usar vestidos largos de color rojo porque tienden a confundirse con la alfombra, ocasionando incidentes como el que la propia Yulia protagonizó.

La modelo se encontraba posando ante todos los fotógrafos y cuando decidió seguir su camino, tan solo dos pasos después, la falda de su vestido se desprendió, dejando a la modelo expuesta con tan solo su ropa interior.

Los fotógrafos aprovecharon el vergonzoso momento para capturar varias imágenes de la chica. El vídeo del incidente revela que otro invitado de la alfombra roja coloca desprevenidamente su pie encima de la cola del vestido, y cuando la modelo empezó a caminar, la cola logró desprenderse.

La propia modelo publicó el vídeo de su bochornoso episodio en su cuenta de Instagram. Ella comentó que ese vestido rojo no estaba en su elección para desfilar, pero cuando su aerolínea extravió su maleta, desesperadamente llamó a varias de sus amigas diseñadoras para que le enviaran un par de propuestas.

La respuesta fue rápida y las diseñadoras le enviaron varios vestidos desde Moscú hasta Cannes, pero el corto tiempo no permitió que estuvieran bien confeccionados o entallados, sin embargo, Yulia no dejó de verse increíble.

El vídeo de la escena se ha vuelto viral en el Internet, decenas de canales de YouTube han publicado el momento, incluso la misma modelo a sus más de 690 mil seguidores.

El bochornoso momento ha sido visto por miles de personas y muchos lamentan lo ocurrido, le envían mensajes de apoyo por no dejar que el mal rato la devastara, pero muchos otros han notado algo bastante curioso.

Ciertas personas tienen la teoría de que el “accidente” estuvo planeado desde el principio, muchos coinciden en ver cómo Yulia Rybakova le hace gestos al hombre presuntamente en señal de que ya estaba preparada para que su falda se soltara. También sospechan de la fabricación del momento, por el rápido actuar del hombre y la facilidad de cómo la cola vuelve a su lugar.

Ve el vergonzoso momento y coméntanos, ¿fue accidente o un hecho premeditado?

Sea cuál sea la razón, ha sido el momento más relevante de la alfombra del festival y ha puesto el nombre de la modelo en boca de muchas personas.

Comparte este percance y déjanos saber tu opinión sobre esta particular anécdota.