Un estudio aéreo de este año sobre la vida silvestre en Botsuana ha revelado la cruel realidad de la caza furtiva a gran escala de elefantes en ese país.

Los cuerpos de 87 elefantes asesinados, la mayoría durante las últimas semanas, han sido descubiertos cerca del santuario de vida silvestre Delta de Okavango.

Elefantes sin Fronteras, la organización que está llevando a cabo el estudio aéreo, dijo que la cantidad de muertes a causa de la caza furtiva es la más grande que se ha visto en la historia de África.

Muchos de los casi 90 elefantes encontrados fueron sacrificados por sus colmillos hace apenas unas semanas.

Según los informes, el aumento entre los elefantes cazados furtivamente dentro de las fronteras de Botsuana ha coincidido con la desactivación de la unidad anticaza furtiva de Botsuana, lo que sugiere que podría ser una causa.

Botsuana es el lugar donde existe mayor población de elefantes del mundo, y es donde los cazadores furtivos han “hecho su agosto”. Estos bellos animales habían decidido proliferarse en este territorio debido a que por alguna razón les resultaba mucho más atractivo que en otras partes de África, especialmente porque hasta hace poco estaban libres de los cazadores furtivos, realidad que cambió drásticamente hace unas semanas.

Tradicionalmente Botsuana había sido conocido por no perdonar a los cazadores furtivos, por lo que ahí no se dieron las pérdidas de elefantes observadas en otros lugares.

Los elefantes se desplazaban desde Angola, Namibia y Zambia y decidían permanecer dentro de los límites de Botsuana porque confiaban que era un lugar seguro.

Los incidentes de caza furtiva en el país fueron raros debido a las unidades antifurtivas armadas y bien manejadas.

Con 130.000 elefantes, Botsuana fue descrita como su último santuario en África, ya que la caza furtiva de marfil continúa exterminando las manadas en el resto del continente.

Pero temiendo que el gobierno esté ignorando la magnitud del problema en un intento por proteger la reputación del país, los conservacionistas ahora están instando al nuevo presidente Mokgweetsi Masisi a tomar “medidas urgentes e inmediatas” para proteger a los elefantes sobrevivientes.

“Estoy sorprendido, estoy completamente asombrado. La escala de la caza furtiva de elefantes es de lejos la más grande que he visto o leído sobre cualquier lugar de África hasta la fecha”, dijo el Dr. Mike Chase, de Elephants Without Borders.

“Cuando comparo esto con las cifras y los datos del gran censo de elefantes, que realicé en 2015, estamos registrando el doble del número de elefantes cazados furtivamente que en cualquier otro lugar de África”, agregó.

Ese censo estimó que un tercio de los elefantes de África habían sido asesinados en los diez años anteriores, y que el 60% de los elefantes de Tanzania habían sido asesinados en los últimos cinco años.

Se espera que el rastreo completo del área para eñ 2018 se termine en octubre y existe el temor de que el número final de elefantes capturados sea mucho mayor.

“La gente nos advirtió sobre un problema inminente de caza furtiva y pensamos que estábamos preparados para ello; los cazadores ahora tienen su punto de mira en Botsuana”.

¡La situación es alarmante!

Cazafores furtivos matan a 87 elefantes en un parque nacional de Botswana

Sangrienta masacre: denuncian la peor matanza de elefantes en un parque nacional de Botswana por cazadores furtivos.

Publicada por Univision Noticias en Martes, 4 de septiembre de 2018

Esperemos que los políticos de Botsuana realmente hagan caso a la voz de alerta de los conservacionistas y se despierten ante este problema apremiante antes de que sea demasiado tarde.

¡Comparte esta impactante noticia con tus amigos! Y levantemos la voz para detener ya infamia de la caza furtiva.