Para una mujer embarazada, uno de los momentos que pueden crear más ansiedad es la tan esperada hora de dar a luz. Por más que sigas todos los consejos, te suscribas a todos los blogs y trates de prepararte para esa crucial prueba, hay algo que no tomamos en consideración y es que quien decide cómo y cuándo nacer es el protagonista: el bebé que viene en camino. Muchas ruegan que se ubique en la posición correcta para que nazca naturalmente, pero y si eso no sucede, ¿acaso la cesárea es la única salida?

Tal fue el caso de Vanessa Fisher, de Denton, Texas, para quien a sus avanzadas 38 semanas de embarazo, el parto natural se veía cada vez más lejos.

Su pequeño estaba totalmente de nalgas y no veía otra salida, pero la mano prodigiosa del Dr. Cummings hizo que el bebé, a través de una sencilla maniobra denominada “Versión Cefálica Externa” (ECV por sus siglas en inglés), lograra exitosamente girar al pequeño con la cabeza en la posición correcta… ¡Sin ninguna intervención! ¡Es impresionante!

Vanessa relata que según los consejos de su partera, había intentado de todo en casa para lograr que el bebé se ubicara adecuadamente para nacer. Pero nada parecía dar resultado.

Entonces, junto a su esposo Nick decidieron buscar un médico especialista en ECV y dieron con el Dr. Cummings. Después compartieron el increíble video en Youtube, que ahora ha superado los 40 millones de visitas.

“Nuestro objetivo era evitar una cesárea por cualquier medio posible. Comparte este video … ¡Tienes opciones!”, fue el mensaje de los Fisher al publicar su video.

La futura madre veía cómo con una habilidad impresionante iba girando con sus manos las nalgas del bebé hacia la izquierda.

Después descendió poco a poco su cabecita hacia la posición ideal.

Todo se monitoreaba a través del ultrasonido, y en cuestión de minutos la operación había culminado con éxito. Al punto que Vanessa pregunta: ¿Ya está?, sin poder creer la rapidez y la eficacia del método.

“Lo describiría como un poco desagradable. Hubo mucha presión, pero solo fue doloroso cuando estuve acostada. La incomodidad se me olvidó rápidamente al saber que el bebé estaba a salvo y que el procedimiento fue exitoso”, dijo Vanessa.

Ashton Nathaniel nació cuatro semanas después a las 5.20 am del 16 de enero de este año.

Youtube

Su historia se hizo viral y quisieron compartirla con el mundo sabiendo que pueden haber muchas otras mujeres pasando por lo mismo y que un sencillo método puede evitar cesáreas innecesarias, de las que de todas maneras no te recuperas tan rápido como si dieras a luz de forma natural.

Varios medios locales entevistarona la feliz pareja, y orgullosos mostraron al recién nacido en una adorable sesión de fotos. ¡No te las pierdas!:

Comparte esta increíble noticia con tus amigos. Si tienes entre tus contactos una embarazada próxima a dar a luz, esto le puede ser de mucha utilidad. ¡No te lo guardes!