La amistad verdadera es uno de los tesoros más grandes que podemos tener a lo largo de nuestra vida. Es indudable que cuando tenemos un amigo de verdad, haríamos lo que fuera por sacarles una sonrisa, y hasta lágrimas de felicidad. Sin embargo, no todos son capaces de percibir aquello que hace un amigo, y mucho menos de demostrar su agradecimiento. Pero ciertamente, los niños de condiciones especiales como los que padecen el síndrome de down, por ejemplo, nos dan lecciones sobradas de esto.

Es por eso que el gesto que una adolescente de Carolina del Norte, ha tenido con su mejor amigo de toda la vida, ha conmovido a millones.

En abril de 2018, un vídeo capturó el momento en que Ben Robinson, con síndrome de down, fue sorprendido por su amiga de toda la vida, Rachel Newberry, cuando lo invitó a asistir juntos al baile de graduación.

Al parecer, se trataba de una sorpresa que Rachel, junto a otros amigos que le ayudaron, le tenía preparada a su entrañable amigo Ben.

El vídeo recoge el momento en que Ben entra al auditorio de la escuela secundaria Mountain Heritage, donde estudia el par. Apenas entró, la sorpresa inició con que le entregaron flores mientras sonaba la canción de Randy Newman, “You Got a Friend in Me”.

Inmediatamente, Ben que estaba de pie frente al escenario, quedó boquiabierto cuando Rachel apareció detrás de las cortinas del escenario con la pregunta que cualquier joven de su edad esperaría con ansias:

“¿Quieres ir conmigo al baile de graduación?”

Ben no podría creerlo y rápidamene pronunció un eufórico sí, mientras trataba de contener las lágrimas de la emoción.

“Hice todo esto, solo por ti”, le dijo Rachel.

“Nunca en mi vida pensé, que pedirle a mi mejor amigo de la infancia, que fuera al baile de graduación conmigo significaría algo así… Me quedé sin palabras”, dijo Rachel.

Además, ella aclaró que no publicó el video para que vieran que ella estaba haciendo algo bueno, simplemente dijo que Ben es un chico “increíblemente querido en la comunidad” y que compartió el emotivo momento en sus redes para que los demás pudieran disfrutar de su emotiva reacción, tanto como ella.

El vídeo se convirtió en viral en pocas horas, pero ella insitió a los medios que no creía que estuviera haciendo algo fuera de lo normal: “No creo que por pedirle a mi amigo que asista al baile de graduación conmigo, me convierta en una buena persona”.

Instagram / Rachel Newberry

Ellos se conocen desde muy pequeño y la amistad que los une es tan profunda, que de hecho ella de muy chica no sabía lo que era el síndrome de down y que Ben lo padecía, pero luego alguien se lo explicó, y nada cambió en el cariño que se tienen.

Actos como estos son los que los jóvenes de ahora necesitan como ejemplo. Un acto tan simple puede ser un mundo para chicos como Ben, y muchos pueden ser otra Rachel que los valoren por lo que son, personas.  Compártelo con tus amigos.