Muchos coinciden en que la labor de un veterinario es una de las más nobles que existen, curar a un perrito, librarlo de un aprieto o incluso salvarle la vida sin duda es algo que no tiene precio y gestos así seguramente serán recompensados.

Sin embargo, en ocasiones nos encontramos con veterinarios con los que no entiendes por qué se dedican a una profesión así, cuando lo único que encuentras es la ambición y el egoísmo como respuesta.

Es lo que sucedió hace unos días, en Lima, Perú, cuando unas almas bondadosas encontraron un perrito callejero muy malherido y lo primero que se les ocurrió fue llevarlo al veterinario más cercano para que hiciera algo por el pobre animal.

¡Era cuestión de vida o muerte! Sólo él podría salvarle la vida

Como se trataba de una emergencia, lo llevaron al más cercano, pero encontraron que el supuesto médico de animales lo primero que les preguntó fue quién iba a cubrir los gastos.

Las personas suplicaban que simplemente lo atendiera y que después pagarían, pero que no era su perro.

“Abajo tienes otra veterinaria, si quieres anda para allá”, respondió drásticamente el veterinario sin hacerle el mínimo caso al perro que tendido en el suelo luchaba por su vida.

Como era de esperarse, las personas que llevaron al perro se mostraron indignados al ver la poca compasión del profesional de la salud, juzgando que era su responsabilidad salvar una vida, como lo haría cualquier médico en el caso de una persona.

Uno de los presentes empezó a grabarlo todo y enseguida el video se viralizó en las redes causando las más diversas reacciones:

#Noticia!! la VETERINARIA llamada: CENTRO VETERINARIO DEJANDO HUELLAS & SPA, Ubícado en:📍San Martín de Porres, veterinarios que en lugar de socorrer al animal atropellado, prefierio discutir y cobrar antes, manifiesta los que han llevado al perrito!! (No hay amor a la vocación?) Muchos preguntan!!¿?QUE OPINAN?!!Fuente: ATV

Publicada por Robert Dionisio Ordoñez en Lunes, 12 de noviembre de 2018

El incidente derivó en la más violenta discusión, que acabó con el veterinario y los rescatistas del perro cayéndose a golpes.

El veterinario sólo repetía que “eran unas personas aprovechadas, ya que querían que él brindara un servicio gratis”. Mientras que las personas alegaban que si fuera su perro pagarían al minuto, pero que se trataba de un caso de emergencia.

El veterinario fue identificado como Pedro Zuzúñaga y se reveló que presta servicios en la Veterinaria “Dejando Huellas”, de Lima.

En un momento dado, el veterinario finalmente agarra al animal, pero lo hace del modo más despiadado y cruel, tirándolo y causándole dolor.

“¡Cuidado, no lo trates así!”, le dicen. Mientras el insensible hombre arrojó en varias ocasiones al perro malherido.

El hombre que llevó al perro no podía creer tanta insensibilidad de parte de quien debía salvarle la vida. Y tras ser separado del veterinario porque de no ser así, todo habría terminado muy mal, procedió a salir del lugar.

Finalmente, el perro tuvo el más triste de los finales, ya que al no ser atendido en su momento su destino sería muy incierto y tuvo que ser sacrificado por el mismo hombre que le negó el derecho a vivir.

Muchas persons se indignaronn en las redes, diciendo que su final “no fue muy diferente al de los miles de perros que son capturados y terminan siendo asesinados gracias a las políticas de exterminio que implementan estos señores, que ahora se hacen los muy ofendidos”.

Algunos colegas del gremio, sin embargo, defendieron el hecho de que ellos no estudiaron para no cobrar.

Es lamentable que el destino de cientos de inocentes animales esté en las manos de estos seres despiadados y sin corazón. Comparte para crear conciencia.