No hay duda de que la buena música puede conseguir sacarnos del peor estado de ánimo y transformarnos por completo; dependiendo de cuánto amemos una canción podemos llegar a sabernos de memoria la letra, y poder cantarla como si estuviéramos bajo la ducha, es algo que no tiene precio.

Ahora bien, habrá situaciones en las que por más que quisiéramos desfogar nuestra pasión y cantarla a gritos, las circunstancias no nos lo permiten. Pero defnitivamente hay gente para todo y eso es lo que le sucedió a esta adorable abuelita.

La anciana se encontraba en el supermercado cuando de repente empezó a sonar su canción favorita. ¿No te ha pasado lo mismo alguna vez? A muchos les da la tentación de comenzar a cantar y a bailar incluso, pero luego se acuerdan que están en público y se reprimen.

Pero para esta mujer entrada en años, la vergüenza es una palabra que no cabe en su diccionario. Y simplemente resuelta a disfrutar del momento, decide darle rienda suelta a su cuerpo y comienza a bailar y cantar esa música que le trae tantos recuerdos.

Se trata de la canción ¨Part Time Lover¨ (Amantes de medio tiempo), de Stevie Wonder.  Y así es cómo la adorable anciana no le importó estar frente al público, mientras alguien grababa el peculiar momento:

¡No te la puedes perder!

Lo curioso es que se puede ver a jóvenes a su alrededor con las más diversas reacciones al ver a la anciana. A algunos les causa mucha gracia e incluso ternura, pero otros más “anti sociales” pareciera que les da vergüenza ajena al verla bailar de ese modo.

Por su parte, la abuelita no hace más que disfrutar ese maravilloso éxito de los 80´s, mientras le dice al joven que está pagando en la caja:

“¿Eres mi amante de medio tiempo?”

Ante semejante propuesta inesperada el joven no hace más que reír. Y así como a él, a muchos les robó una gran sonrisa. Rápidamente el video fue difundido en las redes y ya ha sido compartido miles de veces.

Es verdareramente reconfortante encontrarse con personas que son sólo viejos en años, pero que tienen el espíritu más resplandeciente que un adolescente.

Youtube

Es más, hay muchos jóvenes de edad con el alma marchita, ojalá todos aprendamos de esta adorable mujer a gozar de cada segundo que pasamos en esta tierra. La vida es una sola y más vale cantarla y bailarla y que cuando llegue la noche digamos: ¡Qué bien me lo he pasado!… Mañana podría ser tarde.

No dejes de compartir este encantador video con tus amigos para que les alegres el día y aprovecha para disfrutar cada segundo del día.