Un ingeniero, empleado de Apple perdió su empleo después de que su hija filmara un video del iPhone X antes del lanzamiento. La joven visitó a su papá hace aproximadamente un mes en Apple Campus, la sede principal de la empresa en California, Estados Unidos, para el momento de su visita su padre tenía en sus manos el iPhone X.

Y ahí comenzó todo, resulta que Brooke Amelia Peterson, decidió grabar un video para publicarlo en sus redes sociales donde mostraba el nuevo dispositivo y sus atributos.

Lo que jamás pensó fue en las consecuencias legales que eso podría tener para su progenitor, porque estaba infringiendo las normas de la empresa que prohíben mostrar los nuevos productos antes de su lanzamiento.

Así lo relató la joven en su canal de YouTube, explicó, que además, en el interior de las instalaciones de la empresa está estrictamente prohibido filmar imágenes.

A pesar de las normativas, ella grabó un video donde muestra dentro de la empresa el producto que todavía no está disponible en el mercado.

Las escenas circularon en Internet y causaron revuelo en las redes, tanto, que la marca Apple le solicitó a la joven eliminar el material audiovisual de su canal.

Ella acató la instrucción pero era demasiado tarde, varios internautas habían guardado su video y lo han subido a diferentes canales de YouTube.

Así que las escenas virales no paran de circular por las redes y cada vez más personas observan el producto que la marca todavía no ha presentado.

Ante la polémica que generó el video y las leyes de confidencialidad que fueron infringidas, Apple decidió interrumpir el contrato que tenía con el padre de la joven, por violar las normas.

El ingeniero trabajó para la afamada marca de tecnología durante cuatro años, y por culpa de un video que publicó su hija perdió la oportunidad de seguir formando parte del equipo.

Amelia relató que se trató de un “error inocente”, en el video que ella grabó inicialmente se apreciaban los códigos QR que solamente poseen los empleados de Apple. Asimismo, mostró la aplicación de notas donde estaban apuntados los nombres clave de aquellos productos que la marca todavía no ha lanzado al mercado.

Esa información era netamente confidencial y no podía ser revelada bajo ninguna circunstancia y menos difundiéndola en las redes sociales.

Daily Mail

Quizás después de este incidente que le costó el trabajo a su padre, esta joven tendrá más precaución en cuento a normas de confidencialidad, derechos de autor, y las políticas de seguridad que manejan las empresas.

¿Qué te parece? No te vayas sin compartir esta noticia con tus amigos.